Archivo de la categoria: ‘Gastronomía’

Ironman.

domingo, 28 de junio de 2009

Hola amigos, muy buenas.  

 LLevo unos cuantos días tratando de que la idea no vaya más. Pero claro, no es fácil. El viernes me encontré por el río con Eduardo Aguilar, “Chemaño”, ayer sábado me cruce en la bici con Javi Abel, “Zorol” y con Rafa, “El Pirata”, hoy está P. en Niza, con todos ellos he compartido tanta felicidad en Austria 2007 y Suiza 2008. Además, lo tengo pagado, joder, lo tengo pagado, joder, lo tengo pagado, joder, lo tengo pagado, …

 Salgo de la ducha y me veo el tatuaje, en el hombro, el logo, siempre el puto logo. Me vengo al despacho a trabajar un rato, sí, ya sé que es domingo, qué se le va a  hacer. Abro el PC y el puntero del ratón se me va solo, porque él quiere, sin yo hacer nada, y abre una foto que anda por ahí, por el escritorio:

Y, claro, quieras que no….

De momento esta semana he salido a correr cuatro días, siempre la media horita del novato debutante, alternando correr y andar. Dos días 3´5C/1´5A y los otros dos 4´C/ 1´A.

Nadé el miercoles 500m., 100 + 300 aletas +100. Ayer hice algo de técnica en la piscina de casa de mi amigo Felipe, estaba por allí su sobrina, nadadora semi-profesional, me estuvo observando y corrigiendo cositas.

Con la bici de verdad, la Isaac, solo he salido un día, ayer sábado, Valencia-Alzira, unos 40km., 2h.05´. Pero he usado la de paseo como medio de transporte por la ciudad en otras tres ocasiones, 33km. más que podemos anotar.

Y una única sesioncilla de gimnasio, el lunes.

 Vaya, que sin ser todavía entrenos dignos de ese nombre, poco a poco, despacito, en fin, ya veremos.

 Y la foto, claro, la puta foto. Quién me mandaba a mi abrir la fotito hoy, precisamente hoy, que quedan quince semanas. ¿Quince semanas, dices? No son muchas, desde luego, pero vaya, bien aprovechaditas dan de si….

Lo tengo pagado, joder, lo tengo pagado, joder…

 Ilusionados saludos.

 P.C. Tengo que hablaros un rato de estos de un garito, Restaurante Oleo, frente a las Atarazanas, al que llevo unas cuantas visitas este último mes y medio. Se supera por momentos. Anoche cené con Mar y tuvieron un par de detalles de servicio de los que ya no se ven por ahí. Muy, muy recomendable.

De nada.

96.2

martes, 16 de junio de 2009

Hola amigos, muy buenas.

 99 el pasado viernes, hoy ya “solo” 96.200 y bajaaaando. Ayer logré organizarme el tiempo para estar en Correcaminos a las siete de la tarde (no hay como querer) y bajar al río a recordar mis orígenes, a volver a los tiempos del debut, cuando todo era nuevo. Como cualquier sedentario, gordo perdido, que se dispusiera a empezar a correr desde cero, que digo, desde menos que cero, me planifiqué mi media horita, 6 x cinco minutos 3´trote cutre/2´andar. Luego, ya en el club, un poquito de todo, 10 x (estiramiento+abdominales+pesas). De ahí al ensayo del teatro (el viernes representamos La Venganza de Don Mendo, 20:00h., Colegio Alemán, si quereis podeis pasar al ensayo general, semi-público, vaya, para amiguetes, jueves, misma hora). Y tras el ensayo, a la directiva de la Falla, a últimar los preparativos de San Juan, viernes cata de vinos, sábado cena/fiesta con actuación de Pepa Dolz en la Plaza de las Atarazanas. O sea que todo bien, un día entretenidillo.

A  veces algunos me preguntais cómo puede ser que haya engordado tanto, con tanta “facilidad”. No penseis que es fácil, no. Hace un momento he contestado un correo a Fede y Mª José, dos amigos a los que, con más gente, invité a cenar en Tinto y Oro el pasado jueves, justo la víspera de los 99. Me preguntaba por los vinos que nos bebimos. Ya que los he escrito para ellos, copiar y pegar no cuesta nada, aquí os dejo la lista:

Los vinos fueron, y por ese orden:

1.- Manzanilla La Bota, Nº 8, del Équipo Navazos.

2.- Champagne Pommery.

3.- Champagne Andre Clouet, Millesimé 1995!!!!!!!

4.- Sauternes Chateau Prost (Perromat) 2003.

5.- Tinto Pinot Noir, LAFORET 2005, de Joseph Drouhin, Borgoña.

6.- Tinto Tempranillo, “La Vía Mágica” 2005, de Benjamín Romeo, La Rioja.

7.- Tinto Tempranillo, “904,  Gran Reserva 1995”, de “La Rioja Alta”, La Rioja.

8.- Domaine Ogereau, de Cateaux de Layon (Loira).

O sea, que de fácil, nada.

Ilusionados saludos.

Diario de un ultrafondista (con perdón) IV.

domingo, 8 de marzo de 2009

Hola amigos, muy buenas.

12

0

4

CH

Donde 12 son los kilómetros corridos en la semana (5 el lunes + 2 o 3 el viernes, en la prueba de esfuerzo, tal y como estamos todos cuentan + 2 ayer y otro tanto hoy, eso sí, ambas dos salidas completadas caminando hasta un total de unos 5).

0, obviamente, los corridos con mochila. De la que, dicho sea de paso, sigo careciendo. A ver si esta semana, en cuanto pase una cata de quesos que organizo el martes en la falla me relajo un poco y voy comprando todo lo que me falta.

CH = Chufa.

Las neuronas llevan una temporada queriendo rebelarse. Trataremos de mantenerlas a raya. El viernes me hice la prueba de esfuerzo. Obesidades al margen (21% de materia grasa es a todas luces obesidad), ritmos y umbrales al margen (8´/km como umbral aeróbico, 6´/km. como umbral anaeróbico no son, precisamente, datos para emocionarse uno), digo que al margen de eso, que más o menos ya se sabía, ya contaba con que no me iban a sacar a hombros, pues el electro en esfuerzo no dejó al médico satisfecho del todo. Hay alguna cosita, probablemente un “falso positivo” motivado por la presión que el diafragma (la barriga, o sea) ejerce sobre el corazón que hace que “la irrigación de este último a partir de unas determinadas pulsaciones no sea buena y se invierta la polaridad”. O algo así. Resumiendo, que quiere hacerme una eco antes de darme el “apto condicionado a que adelgaces” que será lo máximo que aspiro a obtener. El lunes sabré cuando me la hacen.

Por lo demás, el día 15 actuo en la falla, como cada año. Voy a aprovechar para ensayar todos los juegos de Sables. De hecho, si en esta semana me vuelven los pensamientos positivos igual hasta monto un decorado con arenas y demás. De hecho uno de los juegos que voy a presentar, un clásico de la magia, se llama así, “las arenas del desierto”.

Os dejo, chavales, me bajo al casal que hoy toca comida del Presidente. Luego campeonato de truc y a la noche musical de Nacho Cano. Lo dicho, ya descansaremos en el desierto.

Ilusionados saludos.

 P.C. De la semana cabe destacar, además, la comida del martes en Chocomeli, víspera de los análisis de sangre del miercoles. Y, por encima de todo, la espectacular cena del jueves con Xelvatico y Mari Carmen, de lujo, quisquillas, percebes, gambas, berenjena rellena, judias con perdiz, bacalao a la riojana, quesos, postres, cava, alvariño, ribera, más cava, más alvariño, gintonics casi perfectos y al día siguiente, habiendo dormido un rato, a la prueba de esfuerzo. ¿Falso positivo, dice el doctor? Bastante hice con llegar a la hora, como para haber tenido que llegar encima fresco y con ganas de correr.

 P.C.II, en el concurso mundial de paellas del viernes se consumó la injusticia, se evidenció que en este país se está perdiendo la dignidad. La mejor paella, con diferencia, de las 310 participantes se quedó sorprendentemente sin premio alguno. ¡Tongo!

Diario de un ultrafondista (en declive) III.

lunes, 2 de marzo de 2009

 

Hola amigos, muy buenas.

 Viernes, medio día: Restaurante Lupe, en Les Cases de Alcanar. No pensaba dedicarle ni una linea, ni media palabra, pero creo que no está mal que unos a otros nos avisemos de según qué peligros. Es, con diferencia, el peor sitio donde he comido en tiempo. No os creais el tópico ese de que en Les Cases de Alcanar en cualquier sitio se come bien, desde luego que en éste no. La comida excesiva, vulgar, cutre. El servicio a cargo de la tal Lupe, supongo que sería ella, lo más parecido que he conocido en mi vida al taxista aquel de “Mujeres al borde…” de P. Almodovar, pero en versión jefa de sala de restaurante. De verdad, nunca más.

Viernes, noche: Ca L´Isidre, en Barcelona. Chapeau. Uno de los sitios que me gustan de verdad. Era la quinta o sexta vez que voy y cada vez me gusta más. Local muy acogedor, servicio clásico, de toda la vida, con sus chaquetas blancas estilo Montecarlo, con clase. Profesionales de los que ya no quedan. Al frente, dirigiendo el servicio en sala, como velas van todos, una chica muy joven, majísima, supongo que la hija de Isidre (desde luego, si no lo era, lo parecía). Amable, aconsejando con honestidad, sabiendo de lo que hablaba, che, como si lo hubiese mamado desde niña (que ya digo que es lo más probable, si no es así, desde luego lo transmite). Nos recomendó unas colmenillas de temporada con una crema de foie para volverse loco. Y una sencilla ensalada de tomate de verdad con alcaparras de las buenas y cebollita picada, con un aceite de Tarragona, ay, ay, qué recuerdos…. Y un steak tartare al whisky que lleva en la carta desde que abrieron, muy original, con un curioso toque de tomate natural, postre de naranja confitada, naranja natural y espuma de naranja, irlandés perfecto, un lujo de cena. Con un Priorato que no conocía, “Herencia del Padrí” 2004, excelente.

Sábado: el escándalo. Entramos los primeros y salimos los últimos del Racó de Can Fabes, santuario de Santi Santamaría, en Sant Celoni. A hombros. Dos orejas y rabo. Dos horas llevábamos ya en el garito y todavía no habíamos empezado con los platos que habíamos pedido (ravioli de gambas, donde la gamba no va dentro, sino fuera, haciendo la función que normalmente se esperaría de la pasta, el relleno de setas + trufa sorpresa, o sea, una bola de foie recubierta de un dedo de trufa negra + pichón sangrante con costra de pimienta de no sé dónde + chuletón Rossini). Ya digo, entre aperitivos, entrantes invitación de la casa (consomé de pato + crema de erizo de mar, entre otros muchos que no recuerdo), pruebe Ud. esto, aquello, los aceites, ocho o diez tipos de pan, todos artesanos, a cual mejor, un par de horas de tanteo. Luego quesos (¡qué carro, señor, qué carro!!!) prepostre, postre (mascarpone, encima chocolate y encima granizado de café, sublime) post-postre, irlandeses, petit fours, más café, Delamain XO, otro, pasen los señores a la recepción, un cohiba junto a la chimenea, otro cognac, más café, en fin, salimos los últimos, como digo, pero los últimos de verdad, no menos de una hora después del anterior, felices, contentos, de noche cerrada, cuando ya habían entrado las primeras dos mesas para la cena. No es coña. Todo el festival bien regadito con cuatro copas de cava, de la Cuvee Santamaría, 100% Parellada, más una botella de Cims de Porrera clasic, una garnacha sublime, del Priorato, más unas copas sueltas del Merlot de Santamaría, un pelín astringente, lógico, la culpa es mía por pedirlo después del Cims de Porrera, por idiota, aun te pasa poco, no haber cambiado. Más algún Tokai suelto con el postre. Ya digo, inconmensurable. El rato final con el maitre, ya en la recepción, hablando de gastronomía, un lujo. Tras cinco horas con Mario, digo con Santi, sólo le conseguí encontrar un mínimo detallito mejorable, nada, poco menos que simbólico, que me agradeció mucho, en plan amiguetes, invitándonos al puro, a las últimas copas, nos regaló el último libro del jefe, che, amigos para siempre will you always be my friend.

El maratón de Barcelona, el domingo, supuesto motivo “oficial” del viaje, lógicamente, quedó reducido a un trotecillo de 12km., hasta volver a pasar por la puerta del hotel. En 1h.15´estaba ya en la ducha. Y gracias.

La semana atletico deportiva, contando lo del domingo, dos días, dos para un total de 17km.

Hoy he trotado media horita por el río. Tras haber comido en Montaña no ha dejado de tener su mérito. Cena en la falla. Esta semana ya hay cena en la falla cada noche, para preparar el concurso mundial de paellas del viernes. Yo, aparte, ando liado organizando una cata de quesos para treintaytantas personas el martes, día 10. Mañana como en Chocomeli, con clientes. Pasado con mis suegros. El jueves ceno con Xelvatico y Sra., para homenajearnos por un pequeño éxito profesional, el viernes, ya digo, las paellas. Y el sábado empiezan ya las fallas en serio, cena de bienvenida, el domingo comida del presidente, lunes campeonatos de truc, martes cata de quesos, etc.,etc., así ya hasta el día 19.

¿Sables, decís? Ganas tengo de que llegue, sí, pero para irme al desierto sin móvil, sin líos, a estar tranquilo y descansar un poco, que falta me hace. No lo digo de broma, no.

 Ilusionados saludos.

1/2 Orihuela, Murcia.

lunes, 9 de febrero de 2009

Hola amigos, muy buenas.

 ¿Qué se supone que preferís que os cuente, los entrenos de la semana o alguna pincelada gastronómica?

Bueno, lo primero se resume fácil. Un día de correr 4km. en media horita y la 1/2 Maratón de Orihuela ayer. Mi mejor media en los últimos dos años, que se dice pronto. 2h11´35´´, bajando de las 2h.15´sin despeinarme. No quiero ni pensar cómo voy a ir cuando me quite los veinte kilos que me sobran. Tiembla, perdedor. Ah, también hubo un día de yoga y otro de P.F. A ver si esta la consiguiésemos enganchar medio bien. Eso permitiría, junto con las dos siguientes que con sus dos maratones de Valencia y Barcelona están más claras, cerrar una especie de microciclo de tres semanitas que me dejerían fino y fuerte para las fallas, digo para Sables. Ya vorem.

De “lo otro” la semana ha ido servidita.

Martes, comida en “Dolium”, un sitio relativamente nuevo que no conocía. Lo ha montado Juan A. Melgar, 21 años en El Gastrónomo, del que ha “fusilado” la carta, lo que no es malo, en si mismo. Extraordinario steak tartar a la vista, como debe ser. Maduresa, uno de los tintos valencianos más en auge. Buen servicio, discreto, elegante. Para repetir.

Miercoles, la habitual visita al Enópata. Del que, por cierto, salí medio disgustado por segunda vez consecutiva.  Peligro. Abundante champagne, el habitual André Clouet y un Syrah del Ródano, Culleiron Les Serines St. Joseph, 1999 de escándalo.

Jueves, Burdeos in Love, muy agradable menú de medio día, relativamente asequible, 1/2 de Möet y un Predicador, de Benjamín Romeo, recordando días de magias varias. Razonable.

Viernes, sala de catas de Bodega Montaña para un improvisado cónclave del despacho, asi, sin más, sin comerlo ni beberlo. O, mejor dicho, precisamente comiéndolo y bebiéndolo. Las tapas de siempre, la afabilidad de Emiliano y su hijo y un par de botellas de Barón de Chirel, un vino de esos que llaman “de autor” que hacen los de Riscal, francamente bueno.

El sábado, ya en Murcia, concentrados para la media maratón de Orihuela, le dimos un buen repaso con Spanjaard, Garbancito y su banda a los bares del centro, de tapeo y cañas. “Ver Murcia” le llaman a eso por allí. Pues nada, lo que Vds. digan. Hasta sufrí un principio de contractura de esos que luego no llegan a salir del todo, no os digo más.

Ayer, tras las 2h.11´de carrera les  hice una paellita a los amigos con un kilito de arroz bomba, nueve langostas, nueve y agua del grifo. Peores que ese creo que ya habrán tomado alguno por ahí abajo. Con un alvariño y un Riesling del Rhin, Markus Molitor, seco, 2005, muy rico.

 Y hoy, por último, vencido y cautivo el ejercito enemigo, la ofensiva ha terminado en Tratoria de Carlo, celebrando con Ester y Amelia, dos de mis colaboradoras, el final de un p.macrojucio que nos ha tenido entretenidos el último mes y medio. Hoy ha sido la última sesión, cinco horas para un puñado de testigos y los interminables informes finales de los pesados de los abogados. Ya digo, ha salido bien de verdad, otra cosa será la sentencia, pero nosotros, por de pronto, lo hemos analizado todo a conciencia con un Protos reserva y un  Brunello di Montalcino de Bodega Antinori, una de las mejores bodegas de Italia. Más unos Pasitos di Pantelleria con los tiramisús, en fin, lo dicho, que las maniobras han concluido con éxito, que, aunque parezca que no, es posible estar una semana así.

Demostrado lo cual, trataremos de volver  a nuestras posiciones iniciales.

 Ilusionados saludos.

Semana manifiestamente mejorable.

domingo, 25 de enero de 2009

 

Hola amigos, muy buenas.

En lo profesional la semana que hoy termina ha sido de lujo. Con un juicio el miercoles de esos de volverse a ver uno la grabación cada vez que esté deprimido.

En lo familiar también han ido bien las cosas, sin novedad. Afortunadamente, en eso soy un privilegiado. El jueves invitamos a los padres de Mar a comer con los nietos en un garito al que es tengo una cierta querencia, Rest. Vertical, en la última planta del Confortel Aqua, planta 13 (4+9), desde donde se disfruta de unas vistas de la ciudad de impresión. Y con un servicio y una cocina muy muy recomendables. Lo gestiona el equipo de La Sucursal, lo que siempre es una garantía. A los niños les encantó. Anda que no van a saber nada Pepe y Macarena dentro de unos años.

Añadid una comida de trabajo en Enópata Arzobispo el martes con todo el equipo del despacho, reforzado para la ocasión con un insigne perito informático (Lecter, para los amigos) y una cliente, la del referido juicio del miercoles, se suponía que para prepararlo. Menos mal que ya se le habían dedicado muchas horas antes, si hubiese tenido que salir bien por la preparación entre gintonics perfect, apañados hubiesemos ido. Más otra el miercoles para celebrar que había salido de lujo. Con la comida familiar en casa de mi madre ayer ya nos sale una perspectiva general de la semana gastronómica bastante razonable.

Y, entonces, chaval, si el curro ha ido bien y de garitos visitados no andas mal, ¿de qué te quejas?

Pues hombre, en lo deportivo es donde se podrían haber dado un poco mejor las cosas. Veamos:

Lunes: intento salir a correr, la contractura persiste, no me deja. Me limito a hacer la P.F. en el club.

Martes : voy a Correcaminos, pero nos liamos a trabajar en la organización de la Maratón de Valencia y se escapa la tarde sin correr.

Miercoles: reaparezco por la playa de la Malvarrosa, la de la foto, con Ron. 3x (7´correr+3´andar). C´est tout.

Jueves: descanso.

Viernes: descanso.

Ayer, sábado: por la mañana no fui capaz de levantarme a correr, todo el día con remordimientos, al llegar a casa por la tarde me cogí a Ron y nos bajamos a echar un trotecillo. Nada más salir, bajo la torre del reloj del puerto, para los que sabeis donde vivo, o sea, a cien metros de casa, pensando en las musarañas, el perro se me cruza y me pego una galleta fortísima. Dolor por todo el cuerpo, la muñeca derecha lesionada, no sé que será. Probablemente un esguince, según qué  gestos no puedo hacer, dolor en hombro, rodilla, che, un señor tortazo. Me cogió frío, lo pasé mal. Al final completamos 50´por la playa (que incluyen tres descansitos a andar, de 3´, 4´y 3´), a duras penas, sufriendo más de la cuenta.

Hoy, domingo: me he levantado dolorido, tras pasar mala noche, a base de analgésicos y sin pegar ojo. Nos hemos bajado a la playa, a arreglar los números semanales, pero lo que no puede ser no puede ser y, además, es imposible. 3x (10´correr+ 5´ andar) es todo lo que mi cuerpo soportaba esta mañana, y aun esos con dificultad, obligándome, pasándolas putas.

Al final, entre las tres salidas de la semana habrán sido entre 15 y 20 kilómetros, no más.

Lo positivo: Un perdido no va a menos. De mi estado de forma de hoy, gordo, acabado, sin fuerza, ni fondo, ni nada, solo cabe mejorar.

 Ilusionados saludos.

P.S.: Lo que sí he hecho esta semana ha sido dedicar un par de ratos a ir buscando el material para Sables, que ya va siendo hora. No he comprado nada todavía, porque soy todo dudas, pero al menos ya he ido mirando alguna cosilla.

Albacete, Jaén, GranHada.

domingo, 18 de enero de 2009

 

Hola amigos, muy buenas.

Ya sé que no suena muy creible, pero es la verdad. Durmiendo en mi cama, tan tranquilo, soñando con los angelitos, o vaya Vd. a saber con qué, me hice el otro día una contractura en el gemelo derecho. El jueves me acosté bien y el viernes me levante cojo. Con un fuerte dolor que me molestaba incluso al caminar. O sea que ni San Antón, ni Santa Pola, ni entrenos ni ná de ná. Tres días más de descanso que, junto con los tres anteriores, de lunes a miercoles, dejan la semana deportiva reducida al triste entreno del jueves (veinte minutos, veinte, de trotecillo cutre por el río + masaje). Eso es todo.

 Como no hay mal que por bien no venga, gracias a la lesioncilla los tres días de  viaje con Mar, sin obligaciones carreriles, han sido preciosos. El viernes ya lo empezamos bien, comiendo en Albacete en un garito al que hacía tiempo que le tenía ganas, “El Callejón de los Gatos”. Si no te gustan los toros no vayas. Si te gusta la Fiesta y, además, comer bien, no lo dudes. Es un museo, una preciosidad de sitio, completamente lleno de fotos, carteles, cuadros, recuerdos, hasta un vestido del pobre Yiyo tienen expuesto. Ya digo, un museo. Pero es que, además, se come de p.madre. Ensalada templada de cigalas (sigo flipando con la calidad del marisco en Albacete), unas croquetitas de morcilla sobre una espectacular crema de azafrán manchego de escándalo y luego unas judias con perdiz. El queso de oveja para ir adrede en peregrinación, si hiciese falta. Hasta la prueba del café irlandés la pasó con nota alta. Che, muy pero que muy recomendable el Callejón. De beber, Quercus 2004, un gran tempranillo castellano manchego.

A Jaén llegamos a tiempo de saludar a los amigos, darles ánimo para la carrera y esperarles en meta cuidando sus mochilas. Cañas y más cañas y cena de tapeo sin más historia en la gratísima compañía de Josep1 y Maria José, Rafa Indeciso y los Dalton, el peligrosísimo trío formado por Garbancito y hermanos. Un par de gintonics en un irlandes, un pis y a la cama.

El día grande, pero grande de verdad, cum laude, fue el de ayer sábado. Nos levantamos en Jaén, con el gemelo todavía cabreado, Santa Pola, por tanto, descartada y sin otros planes. Sobre la marcha, pensat y fet, surgió la idea de darle el enésimo repaso a la GranHada eterna, la de nuestras nostalgias de juventud, la de nuestros sueños de siempre. Espectacular medio día soleado, con esa luz del Albaicín, esas vistas, ¡qué paseo, señor, qué paseo! Tapeo de lujo en “Los Caracoles” y “El Ladrillo”, con remate final de carajillos y piononos en “Los pasteles”. De ahí al hotel a echar una reparadora siesta.

A las ocho y media en punto estábamos entrando en el gran descubrimiento del viaje: “La Tana”. ¿O debería decir “LA TANA”? Una taberna impresionante, con trescientos vinos en carta, más de tres mil botellas en una bodega impecable, preciosa, servicio excelente, tapas de lujo, una pasada de sitio. Si te gusta el vino, en GranHada “La Tana” es el sitio. Tiene un reservado muy chulo, una especie de sala de catas que quedó oportunamente reservada para la merienda/cena del domingo 17 de  mayo, de regreso de Ronda. Nos bebimos una de Reserva 2004 de Pago de Carraovejas, gloriosa. De ahí, ya puestecitos, a cenar al Sacromonte, al Rest. Juanillo. Con la mejor vista de la Alhambra, la más pura. Más limpia que cualquiera de las del Albaicín, desde Juanillo solo se ve Alhambra y Sacro Monte, nada moderno, nada feo, nada que moleste a la vista. Por no verse no se ve ni siquiera el p.palacio de Carlos V. Y con Juanillo sentado a nuestra mesa, contando anécdotas de flamencos antiguos y modernos, leyenda viva, filosofía pura de un modo de vivir la vida que se pierde, que no volverá. La historia tomando Ballantine´s contigo, Gloria Bendita. Dejamos ya reservada mesa para la noche del Miercoles Santo, para cenar y esperar al paso del Cristo de los Gitanos, probablemente la procesión de Semana Santa más bonita del mundo, con permiso de su Madre, Nuestra Señora de la Esperanza Macarena. Desde la terraza de Juanillo se le ve llegar desde lejos, se va acercando y a eso de las dos de la mañana, entre saetas de los Carmona, el Cristo pasa a menos de un metro de la terraza en que tú estás. Sí, joder, ya tengo ganas de que llegue abril.

La noche siguió en la cueva de Pepe Luís Carmona, “Habichuelita”, primo de los Ketama, yerno de Juanillo, golfo, devoto del maestro Manzanares, con quien ha compartido algunas juergas, un tipo con el que se congenia rápidamente. Anda el hombre montando una Peña Flamenca, para darle a su cueva un uso más privado, solo para veinte o treinta socios, con la intención de organizar dos o tres recitales al mes, a puerta cerrada. El primero parece que podría ser del Cigala, solo para los socios, chico, me cogió en el día tonto y me apunté. Cuando pueda iré, cuando no ya mandaré a mi hermano Nacho en representación familiar. Total, ¡será por asociaciones!

De lo de Pepe Luis a “La Bulería”, la cueva de Antonio, otro gran tipo.  Impresionante guitarrista, supuesto hijo no reconocido del Habichuela (curiosamente sí ha reconocido como “nieto artístico” al hijo de Antonio, otro que toca mal …) Cante, toque, cante, baile, cante, fiesta y whisky para aburrir. A las cuatro de la mañana, felices y contentos nos dejó el taxi en el hotel mientras seguíamos tarareando por Pasión Vega “Cómo te extraño” esa joya dedicada a Camarón.

Prometo portarme bien, entrenar y cuidarme en estas próximas semanas.

 Ilusionados saludos.

9 Comentario

Categoria: Gastronomía, General | Tags:

De santos, animaciones, asociaciones, garitos, entrenos y demás.

jueves, 15 de enero de 2009

Hola amigos, muy buenas.

 De santos: Mañana correré, D.m., la de San Antón, en Jaen. Una preciosa carrera nocturna, 10.000m., toda la ciudad en la calle, animando, con antorchas, genial. Ya la corrí hace tres años, mañana repetimos. Aprovecho para una escapadita con Mar, sin niños, de fin de semana largo. Un lujo, vaya. El domingo, de regreso hacia casa haremos una paradita en Santa Pola, con la excusa de su media maratón. Masificadilla, pero con merecida buena fama y a la que no he vuelto desde 2003. Qué fuerte estaba aquel día, por cierto. Cómo lo recuerdo, tan solo dos semana antes de la mejor maratón de mi vida, cómo dominaba tiempos, ritmos, cómo hacía lo que quería. El domingo será diferente, me temo.

 Animaciones: Como El Almendro por Navidad, yo también regreso cada año por estas fechas a dar el coñazo a familia, amigos, conocidos, amables lectores, anónimos visitantes y a todo el que se me cruza por delante con el consabido temita de la animación de la maratón de Valencia. Que este año se celebrará el 22 de febrero de 2009 y en la que, de alguna forma, he renovado mi compromiso con la organización de ocuparme un poco de ese tema. Claro que con algún recorte presupuestario (sobre un presupuesto que ya era, de por si, de risa), poco será lo que podamos hacer, más allá de seguir pidiendo favores a empleados, falleros amigos, magos amigos, clientes amigos y demás amigos varios para, entre todos, salir del paso como mejor se pueda. ¡Al que se lo cuentes…! Bueno, ya lo sabeis, si quereis echar una mano, si os apetece bajar a animar con vuestra asociación de vecinos, gimnasio, falla, familia o peña de amigos, si os ilusiona poner un equipo de música al paso de la carrera, decorar un rincón, una calle, una farola, lo que sea, con pancartas, globos, chuches, yo que sé, si decidís participar de la gran fiesta, por favor, no dudeis en hacermelo saber, bien vía comentario aquí mismo, o por correo electrónico(jlortiz@soloabogados.es) o por teléfono (653861485). Gracias.

Asociaciones: El otro día hubo asamblea del CIVAC, (Circulo de Ilusionistas de Valencia, Alicante y Castellón). En ella se convocaron elecciones para el 23 de febrero. La sorpresa vino cuando Juan Timoner y Rufino, buenos amigos ambos, me propusieron públicamente para el cargo de Presidente, uff., si me descuido quedo elegido allí mismo, por aclamación. La verdad, sería un inmenso honor, de hecho le estoy dando alguna agradecida pensada al tema, pero no creo que pueda ser, no tengo el tiempo que debería dedicar y no me perdonaría defraudar tanta confianza. Lo que sí haré, probablemente, sea integrarme en la próxima directiva y arrimar un poco más el hombro, pero no desde la responsabilidad de la Presidencia. En la S.D. Correcaminos también hay elecciones pronto. Tengo pendiente una conversación con Paco Borao, actual presidente. También aquí me gustaría participar un poco más, en la linea del post anterior, integrarme en la directiva, sí, pero sobre todo implicarme once meses al año en el proyecto “Mejor Maratón del Mundo”, coordinanado el grupo de trabajo que desde el día siguiente a la carrera de este año se crease al efecto. Si me dejasen trabajar con entera libertad…no me atrevo ni a pensarlo.  Claro que, como ya profetizó mi amigo Palillo en su comentario a la entrada anterior, no me dejarán. Y, por último, en la falla no necesito integrame en nada, ya estoy en la directiva, también me han echado los trastos para una eventual presidencia. Por pura coherencia, tampoco ésta podrá ser, no al menos hasta 2017 en que Macarena sea fallera mayor. Ese año sí, para ese ejercicio no hace falta que busquen a nadie. Resumiendo, que si me tocase la primitiva no me iba a aburrir, no.

Garitos recientes: Lunes, tras tirarme todo el fin de semana encerrado en el despacho preparando la segunda sesión del p.macrojuicio, tras cinco horas de declaraciones de peritos y parte de los testigos, cansado, con sueño atrasado, decidí liberarme de toda la tensión, de los nervios, del stress, haciendo una visita a Rest. Oleo, frente a las Atarazanas, de Vicente Patiño. Estuvimos en la zona de la barra, más informal, con tapeo de lujo y buen servicio. Muy razonable. Recuerdo ahora un steak tartare cojonudo y una ensaladilla de exhibición. El martes estaba por el despacho Josepepe, no hizo falta ninguna excusa alguna para la enésima visita de la temporada al Enópata Arzobispo. Champagne Andre Clouet milesime 2002 y tinto La Cueva del Contador 2001, de Benjamín Romeo, de escándalo. Con un buen tomate valenciano de huerta, unos calamarcitos de playa, unos gazpachos marineros con rape y gambas, unos quesos variados (Sant Felicien+Comte+Stilton, casi nada) y unos tiramisús. Excelente comida.

Entrenos: Los de esta semana se cuentan rápido. Cero, chufa, porra, el vacio más absoluto, la oquedad más triste, la nada. O, si lo preferís en positivo, “Lunes, martes y miercoles, descanso”. Hoy, veremos. Al menos llegaré a Jaen y Santa Pola sin excusas de sobreentrenamiento ni gaitas. La semana pasada, sin embargo, sí se puede considerar medio decente. Corrí cinco días, fue la primera semana de cinco días desde ni se sabe cuando. En total debieron ser unos 65 o 70 kilómetros, de ellos 15 andando rápido el martes, el resto corriendo a diferentes ritmos. También conseguí meter un día de PF y otro de yoga.

Y demás: No hay “y demás”. Otro día será, que hoy me temo que ya me he enrrollado demasiado.

Ilusionados saludos.

2009

jueves, 1 de enero de 2009

Hola amigos, muy buenas.

 Nace libre, nace joven, nace lleno de proyectos, nace con toda la ilusión del mundo. 2009 va a ser un buen año, un gran año, el mejor año imaginable. Los grandes objetivos son dos: en mayo Ronda, siempre Ronda, a donde espero llegar como en mi vida de fuerte y ganarle limpiamente al amigo Hoffman la cena para toda la banda que tenemos apostada y en octubre el Triatlón distancia Ironman de Barcelona. Además haremos, si Dios quiere, para ir entrenando, más que nada, unas cuantas: San Antón, Santa Pola, Maratón Valencia, Maratón Barcelona, Sables, uffff., Maratón Madrid, Macrofondo, Maratoimitja y Macrotriatlón de los Parques Naturales.

 2008 ya es historia. De los dos grandes retos que me marqué a principio de año (101 + IM) uno, Ronda, no lo pude completar, el estado de forma con que llegué no era el mejor y un par de errores me llevaron al abandono en el km. 91. El Ironman de Zurich, por contra, sí satisfizo mis mejores expectativas. Lo terminé, disfruté y fui muy feliz entrando en meta con mis nanos. En lo deportivo el resumen del año se completaría con las maratonas al tran-tran de Valencia, Barcelona y Madrid y, aunque os parezcan carreras “menores”, me satisface especialmente mi regreso a mis muy queridas Macrofondo y Transcalderona. Y la última edición de la Pujada al Castell, con noche mágica de imborrable recuerdo. En resumen, un año más que nos ha permitido seguir ahí, en el camino, aumentando la nómina de amigos, que, en el fondo, es de lo único que va esta historia. A Pablo Cabeza, mi entrenador, solo le hago responsable de los éxitos. Es un buen tipo, una gran persona, un excelente entrenador, su compañía ha sido, por momentos, clave.

 Por concluir el resumen, una referencia a este atípico diciembre, primero en muchos años que termino con menos peso que al iniciarlo. Me porté bastante bien hasta la Transcalderona, las tres primeras semanas. Desde el lunes 22 hasta ayer, bueno, simplemente se ha hecho lo que se ha podido. Quería haber limitado los excesos a la “semana de la muerte”, lunes 22 comida despacho en Enópata+cena magos Castellón, martes 23 comida ineludible con cliente, miercoles 24 Nochebuena, 25 Navidad, 26 falla, 27 cumpleaños/comida-merienda-copas, salvaje y 28 cena con amigos. Eso hubiera debido ser todo, pero el lunes 29 se me cruzaron Josepepe, Lecter y un garito muy pero que muy recomendable, Rest. ARROP, en Gandía, moderno, mucho diseño, con una interesantísima interpretación, adaptación a los tiempos, rejuveneciéndola, de la cocina tradicional de La Safor de toda la vida, una estrellita Michelín, cojonudo. Curiosa carta de vinos organizada por bloques de precio, amabilidad para aburrir, che, el único defecto que le pude sacar, por buscar uno, es que el reserva de Murrieta 02 que tenían en carta al final resultó ser 03. Ya digo, rozando la perfección. Más la cena de fin de año de anoche, claro. Al final entre unas cosas y otras he hecho una buena limpieza del armario de los vinos, he disfrutado especialmente las tres últimas magnums de 904 GR1982, de las que dos salieron perfectas, con unas cuantas de un borgoña tinto, de un tal Bruno Lorenzón, muy interesante, con un Chateau D´Yquem 98, Sauternes de culto, y champagne, mucho champagne. Un par de botellas de Frank Bonville y, sobre todo, Andre Clouet millesime 2002 por cajas. Raro será que no tenga ya la foto puesta a la entrada de la bodega como cliente del mes. Pero vaya, como digo, viviendo de las rentas, del colchón generado hasta el día 20, todavía he podido finalizar el mes con un saldo de -1,2kg.

Lo que ya no se ha podido, por razones obvias, es, además, entrenar bien. En “la semana de la muerte” los entrenos se limitaron a un rodajito resacoso el día de Navidad, 35´ + una buenísima etapa de bici Valencia-Villalonga, 75km., 3h. 10´, trabajando la aerodinámica, acoplándome mucho, sintiendo como no oponía apenas resistencia al avance, muy a gusto + 12km. a pie el domingo, Villalonga-Gandía con mochila, en plan  andar bastante/correr un poco.  O sea, 2 x a pie + 1 x bici. Chufa.

Esta semana no penseis que va mucho mejor, lunes Arrop, martes Sansilvestre Valenciana, 4,5km., 35´, con mi hijo Pepe, muy divertida, ayer nada, hoy, día de Año Nuevo, 45´de lamentable trote por la playa, el del día después de la noche de antes.

Bueno, amigos, aquí seguimos. Será un placer ir sabiendo de vosotros, ir compartiendo este camino que tantas alegrías nos tiene todavía reservadas. ¡Feliz 2009 a todos!

 Ilusionados saludos.

P.C., mención especial al abuelo Palillonson y su encantadora Pepi, a los que desde aquí reitero mi felicitación por su primer nietísimo. Repartíos un abrazo y un beso como mejor os parezca.

Luna Rossa.

miércoles, 10 de diciembre de 2008

 

Hola amigos, muy buenas.

 El amigo Lander echa de menos en un amable comentario anterior alguna referencia gastronómica. Bueno, es público y conocido que llevo una semanita tratando de portarme bien. Aun así, el domingo no hubo más remedio que salir con Mar y Pepe a dar una vuelta y cenar fuera, en plan familiar/informal. Elegí la Pizzería Luna Rossa, en la zona moderna de la ciudad, frente al Oceanográfico.

Local limpio, pulcro, moderno, con mesas modernas, servilletas modernas, mucho diseño, todo muy correcto. Aseadito, todo como recien salido de Ikea, todo al gusto de las mayorías dominantes en lo gastronómico, que salen del garito -que, como suele pasar con estos locales, se llena habitualmente-, diciendo que qué bien se come no sé donde porque está de moda y la mulatita que te sirve tiene una sonrisa de anuncio de la tele, aunque no distinga un vino de una cocacola.

En su favor, cocina a la vista del público, horno a leña, metálico sí, claro, como todo, pero a leña al fin y al cabo, del que salió una pizza, la de Pepe (yo solo tomé una ensalada, muy moderna, ¡cómo no!) por decirlo técnicamente “cojonuda”, con mozarella fresca de buffala y tomatitos naturales. El resto, simplemente correcto. Ah, y una carta de vinos italianos, que me limité a ojear, sin probar ninguno, muy interesante. Con toda la gama de la Bodega Antinori, una de mis debilidades, desde el Santa Cristina a 16.-€ hasta joyas de ciento y pico. Eché en falta, eso sí, algún Brunello y algún Barolo, pero vaya, para lo que suele haber por ahí, de 8/10.

En contra, y ese es el problema, carece de “alma”. Podría haber un Luna Rossa de estos en cualquier sitio. Su gente, su carta, sus mesas, sillas, cuadros, todo es perfectamente intercambiable, fungible, no sabes si estás ahí o en cualquiera de los ochomil garitos idénticos que proliferan por doquier, todos igualitos, todos con sus mantelitos de papel.

¿Que porqué, entonces, fuimos ahí? Por eso, precisamente por eso, no se trataba el domingo de buscar italianos de los que me vuelven loco (Carlo, La Cantinella) para, encima, flagelarme. Luna Rossa es un sitio al que vas con nanos y estando medio a régimen y ellos no lo pasan mal y tu, en el fondo, no sufres más de lo debido.  Si acaso por los vinos que no pruebas, pero vaya, dentro de lo que cabe no te vas cabreado.

Ayer, lunes, carrera a pie, rodajito matinal por la playa, ya de otoño/invierno, con viento, chirimiri, desapacible. Muy tranquilo, muy relajado, 58´a ritmo R1 (130-140ppm.) y, por momentos, incluso por debajo, algún rato a 128/129ppm. La media 134, con eso está todo dicho.

Hoy el p.curro no me ha dejado correr al final de la tarde, como hubiese deseado. Eso sí, al medio día he hecho una buenísima sesión de yoga.

Ilusionados saludos.

P.C. Ahora que pienso, ¿Porqué le he puesto yo a estos tíos dos fotos y un enlace a su web, si se supone que no tienen alma?

 

© Digitus web & multimedia · Diegolleo

 
This site is protected by Comment SPAM Wiper.