Archivo de la categoria: ‘Triatlón’

Nuevos caminos.

domingo, 30 de noviembre de 2014

Hola, amigos, muy buenas.

Septiembre y octubre estuvieron muy bien, de lujo. Noviembre, hasta el maratón, comme ci, comme ça, las últimas dos semanas, tras la carrera, golfeando a discreción, más de lo recomendable, pero bueno, que nos quiten lo bailado, que se suele decir.

Quedan aún 27 días hasta mi cumpleaños, hasta el final “oficial” de este quincuagésimo año, un buen año -con sus luces y sus sombras- pero mentalmente lo voy dando ya por concluido, la cabeza está ya en los proyectos de 2015.

Que, en lo deportivo, y siempre bajo el lema “Ilusión, Constancia y Humildad”, se resumen en bajar de peso sí o sí (91,00 en estos momentos, hemos de llegar como sea a 75 a mediados de abril), hacer un triatlón de media distancia (1/2 Ironman, Peñiscola, 26.04), quitarme la la espinita de los 101km. de Ronda el 9 de mayo, seguir entrenando con ilusión en los meses de verano, acompañar a Pepe en su debut maratoniano en Nueva York (01.11) y rematar la temporada corriendo la mejor maratón del mundo, la de Valencia 2015.

Para echarme una mano disfrutaré de la ayuda de Vanessa Huesa, mi entrenadora de natación “de los viejos tiempos”, hoy día una excelente preparadora de gente que hace tri en serio. Además del contacto y planificación de entrenos por correo, I´net y demás, nadaremos juntos un día por semana (con posterior comida y comentarios de cómo va todo) y saldremos juntos en bici al menos un día al mes.

La foto, ya que vamos a volver al mundillo del triatlón, siquiera por unos meses, se comenta sola. Está tomada en el segmento de bici de mi primer Ironman, Klagenfurt 2007, disfrutando como un enano. Sirva de motivante recuerdo.

En lo taurino, comentar que he estado entrenando bastante de salón estos últimos meses en la Escuela, a las órdenes del maestro Copete. Ahora, en diciembre vamos a ir un par de días al campo, con mi amigo, mi “apoderado”, como cariñosamente me gusta llamarle, Rafi de la Viña, a torear unas vacas a puerta cerrada. Y el día 27, si Dios quiere, empezaré el 50 cumpleaños toreando un par de eralas  para disfrute -espero- de todos los amigos que quieran venir a iniciar la fiesta con toros y flamenquito del bueno. Lo del festival, si todo va bien, será después de Ronda, ya en peso y hechuras de novillero. Hasta entonces, salón y campo hasta aburrir, tanto como se pueda.

Ilusionados saludos.

P.C.: Por último, que me lo dejaba, en lo personal también hay ilusiones. Me doy con un canto en los dientes con que la gente que quiero me permita hacerle feliz. Que no es poco, no.

¿Elbaqué?

lunes, 23 de septiembre de 2013

Hola, amigos, muy buenas.

Lo que no puede ser, no puede ser y, además, es imposible.

Durante doce semanas, más o menos, he hecho como que no me daba cuenta de que llegar al Elbaman, triatlón de distancia Ironman en el que estoy inscrito para este próximo domingo, era imposible de toda imposibilidad. He seguido ilusionado, nadando cuatro ratos, alguno incluso a gusto (recuerdo especialmente un llamemosle entreno en Palma y, sobre todo, el de Illetes, Formentera, veinticinco minutillos entre barcos fondeados en el paraiso). He hecho alguna salida con la bici, casi cuatro años llevaba sin tocarla, han sido dos de 20km., dos de 40km. y una de 45km. Y he trotado media horita un par de veces por semana, algunas tres. He hecho tres sesiones de yoga, qué gusto, y un par de gimnasia/P.F. en Correcaminos, con Miguel Rubio, como en los viejos tiempos. Llegando a ver el 95 en la báscula en un par de ocasiones, que no es dato para echar cohetes, pero mejor que los 102 con que volvimos de la Feria de Sevilla ya son. Las barbaridades se han contenido algo, de alguna comilona, de alguna borrachera, de algún sarao ya me he quitado, no de todos, claro, de todos no, pero sí de más de uno.

Resumiendo, que tener el reto ahí, a la vista, me ha venido bien, he recuperado algún que otro buen hábito, me he medio cuidado un poco. Pero, ni de coña ha sido suficiente. Probablemente ya lo sabía, cuando decía que sí, que sí podía, el primero que sabía que no era cierto era yo. Pero bueno, ha estado bien mantener cierta ilusioncilla. Hasta me atreví la semana pasada a embutirme un día en el neopreno y echarme al agua, ilusionado perdido hasta que de puro gordo lo reventé.

La pseudo-preparación, el paripé, si lo preferís en términos más crudos, terminó el pasado viernes dándome el capricho de atreverme con una salida en bici que añoraba de verdad. Mi clásica “Valencia-Denia”, de casa a casa, de puerta a puerta, 90km. que en los viejos buenos tiempos hacía como quien se fuma un puro. Los hice, sí, pero de qué manera. Me pusieron en mi sitio sin tonterías, bien puesto. Hasta Cullera (km. 40), medio decentemente, a partir de ahí, un calvario. Antes de llegar a Gandía (km.60) ya sabía que el Elbaman, si se hace, no será este año. ¿2014? por qué no, ya veremos. En Oliva (km. 70) tuve que parar a tomarme un par de horchatas, acalambrado perdido en los cuadriceps. Los mismos calambres de Klagenfurt 2007, solo que ahora 110km. antes de meta…. Los últimos diez se me hicieron eternos, metro a metro, con una pájara de caballo, dolor de pies, che, una mierda. 4h.45´para 90km. lo dicen todo.

Presentarme en la salida en estas condiciones sería perderle el respeto completamente a la prueba, a la distancia, a su dificultad, a su leyenda, a mi mismo y a un tatoo que me hice en su día, todo orgulloso y no se merece que le ultrajen. Y sería faltar a mi palabra de 2009, cuando tras terminar el de Calella, también gordo perdido, aunque puede que ligeramente menos que ahora, también sin entrenar adecuadamente, pero sí algo más que ahora, le dije a Mar que era la última vez que hacía uno “en esas condiciones”. Y punto.

A Elba vamos a ir relajados, a echar unos días a gusto, de vacaciones, en familia y a ver a los ídolos, Pedro y Ximo, ellos sí, recoger el premio a sus esfuerzos.

Me quedo con lo positivo, con los cuatro buenos ratos echados en estas últimas semanas, con el reencuentro con la natación en el mar, con la bici, con el gimnasio, con el yoga y con las ilusiones compartidas.

Y de algo servirá esa base. Dentro de ocho semanas es la maratón de Valencia. Y “Soloabogados” vuelve a patrocinar el programa de animación, que si no es así, no las hago. Si todo va bien, estos entrenos veraniegos, con más los que voy a hacer hasta entonces, espero que no caigan en saco roto.

Y, ahora, ya que estamos, hablemos un poco de vela.

Aprovecho y os cuento, en modo telegrama, cuatro cositas de vela:

1.- Algún día el “Magopepo” saldrá en una foto como esa, rodeado de clásicos Muscadets por todas partes. De momento os cuento que hicimos la regata de Oliva, Memorial Pepe Frasquet, mano a mano con Txema. Les dimos a todos diez minutos de ventaja en la salida (otro día os lo cuento). Y ni por esas quedamos últimos, ni en real, ni en compensado. Ya hay otra en mente, ahora en octubre, en Cullera.

2.- Hice, también, la Palma-Formentera el 31 de agosto, a2 con “El X”, de Alejandro Pastore. Un lujo de barco, de patrón, de regata y de cuatro días por las islas.

3.- EL “ToletumII-Soloabogados” ya está en modo regata, listo para la Copa del Canal (11-12-13 de Octubre, Denia-San Antonio). El fin de semana para dejarlo a puntito de caramelo ha sido duro, duro de cojones. Mira que son golfos mis amigos, joder.

4.-  A “De Tinto y Oro”, “La Cuchara Mágica”, el “Drink Team”, la joven “Peña Despacito” y demás pandillas varias se va a unir, en breve, el “Veles e Gents”, un ilusionante proyecto cultural, gastronómico y náutico que llevo entre manos. Ya os contaré.

5.- Acaba de arrancar un proyecto a medio plazo: correr la Fastnet 2015 con un Imoca 60. O, al menos, echar una semana previa en la “Cowes Week” y luego, una vez allí, ver qué pasa.

Ilusionados saludos.

 

 

2 Comentario

Categoria: General, Triatlón, Vela | Tags:

Camino a Elba: Semanas -12 y -11.

domingo, 21 de julio de 2013

Hola, amigos, muy buenas.

Quince días sin aparecer por el blog me obligan a resumir en una entrada los entrenamientos de las últimas dos semanas.

Una medio decente, la del 8 al 14 de julio, en la que logré salir a correr/andar cuatro días. Más o menos media hora cada vez, alternando correr 4´con andar 1´. Dos con Josep, mejorando cada día el record de “nuestra distancia”, un recorrido por la playa de la Malvarrosa, viendo amanecer, rematado  con maravillosos baños de esos que te dejan las neuronas listas para el resto del día. Los otros dos días a mi aire, uno por el puerto, otro por Denia. A los que hay que añadir una salida en bici, la primera desde ni se sabe cuándo, con Xelvatico y un amigo suyo, Boro, de esos flacos, puro nervio, pura fibra. Menos  mal que una providencial tormenta nos hizo darnos la vuelta cuando sólo llevábamos media hora. Y tres sesiones, tres, de natación en el mar, 15´cada vez, alternando braza y crol. Añadid un día de bici urbana y seis días de alimentación sana (el sábado no, el sábado dimos de comer en Denia, en casa, a la tripu del “ToletumII-Soloabogados” y, claro…). Resumiendo, que, como digo, una semana, la -12, medio decente. La terminamos con 97,1kg. en canal.

Esta última, sin embargo, la -11 que hoy termina, no se puede decir que haya sido ni siquiera medio decente. Al que le digas que se supone que estamos preparando un triatlón de distancia Ironman corriendo dos días, dos, un día 36´, el otro 25´, alternadno cada vez  6´corriendo y 1,30´andando, que hemos salido un único día con la bici, hoy, Casa-El Saler-Casa, en total 70´y que hemos nadado un día, ayer, 16´ braza/crol…. En fin…. Añadid tres días en los que la dieta se fue a la mierda: miércoles cena con amigos en Alfinach, jueves merienda/cena en Tinto y Oro, tras un precioso acto de homenaje a Francisco Cano, “Canito”, leyenda de la fotografía taurina a sus 100 años y viernes cena con amigos en Náquera.  Y los otros cuatro, pues “comme ci, comme ca”. Al final, 96,5kg. Y gracias, que visto lo visto, aun podría haber sido peor.

Eso sí, las dos semanas se han rematado saliendo con Mar cada domingo a navegar unas horas por la Reserva Marina del Cabo de San Antonio. En nuestro velerito chiquitín, el “Magopepo”, a quien tengo el placer de presentar en este blog.  Un Muscadet de 1968, todo un clásico:

Magopepo5

 

El último fin de semana de agosto podría ser que hasta nos atreviésemos a inscribirnos con él en una regatita en Oliva de la que me han hablado muy bien. Ya os contaré, si llega el caso.

Ilusionados saludos.

No hay comentarios

Categoria: General, Triatlón, Vela | Tags:

TOLETUM II-SOLOABOGADOS.

domingo, 7 de julio de 2013

Hola, amigos, muy buenas.

Os presento a la orgullosa tripulación del “TOLETUM II-SOLOABOGADOS”, tan solo media hora después de cruzar la meta en la Isla Dragonera (Mallorca) el pasado 22 de junio, tras 120 millas de navegación desde EL Balís:

Imagen

Sentados, de izquierda a derecha, Chema, “el segundo de a bordo”, el contramaestre, un apasionado del mar, de la vela, de las regatas, de la vida. Incombustible, luchador, buen tipo. Junto a él, José Luís, armador y patrón. No pierde los nervios, no se altera, domina las situaciones, sin necesidad de dar una voz más alta que otra se hace respetar en cada momento. Mucho más competitivo de lo que aparenta, en regata no se rinde nunca. Este próximo agosto nos vamos juntos de crucero por Ibiza y Formentera, que todo no han de ser regatas en esta vida. A su lado, Federico. Navegante más esporádico, pero siempre dispuesto a echar una mano. En tierra se califica a si mismo como “inofensivo”, sí, sí, “inofensivo”, dice. De pie, a la izquierda, mi menda. A mi lado, JR. Ya no es sólo aquel tripulante siempre animoso, siempre empujando al resto, siempre transmitiendo fuerza y ganas, no. Ahora, además de eso, que lo sigue bordando, está creciendo a la carrera como navegante, a marchas forzadas. Con Jose y Txema somos los cuatro que venimos formando la columna vertebral de la tripu,  haciendo todas las de la temporada. Y, por último, Fernando, tío sereno, tranquilo, dispuesto. Lo dicho, una banda. Tres de Toledo, uno de Castellón y un par de Valencia que, como quien no quiere la cosa, se trajeron para casa el trofeo.

“La Dragonera”, es una regata clásica, de las de toda la vida. Campeonato Autonómico de Catalunya de Regatas de Altura. Y, claro, que llegue una banda como la de la foto, con un barco ¡¡de Toledo!!, con un pabellón nacional como el de la Plaza de Colón, y les levante a todos los favoritos el primer puesto, pues claro, tiene su aquel.

Único barco no catalán de la flota, tras veinte horas navegando le sacamos un minuto y pico al segundo clasificado, el “Duende”, un barco con un palmarés envidiable, con alguna Copa del Rey en sus velas, con el record de la Regata, en fin, el poco menos que unánime favorito al primer puesto. Y casi una hora al “CMR”, tercer clasificado que, según parece, no puso mucho interés, se ve que iban de gintonics, y tal y cual. Claro, claro…

Navegamos la tarde del viernes y toda la noche con asimétrico, A1 arriba, pedazo de vela de “CONCEPT SAILS”, de mi amigo Walter Besteiro (un abrazo, golfo) sin dejar de trimarlo ni un momento, sin desfallecer. Todo el mundo todo el tiempo pendiente de las maniobras, haciendo las cosas bien, muy bien a ratos. José Luis y yo alternándonos a la caña. Pegándonos metro a metro con el Askarretxe y con Enigma, CMR, Merit controlados, siempre a la vista. Por la mañana la encalmadita que nos desespera. Intuimos de donde empezará a soplar, recibimos la mínima brisa con ilusión, spi arriba los primeros y salimos volando hacia la meta. En esa tensión durante la encalmada, en ese no dejarnos ir, en esa concentración estuvo el minutito ese que a la postre resultó definitivo. Lo dicho, una gozada. El resto del fin de semana, en Andratx, muy muy muy aburrido, como fácilmente os podéis imaginar.

Aprovecho y comento que la inmediatamente anterior, la Ruta del Canal, 31 de mayo y 1 de junio, Castellón-San Antonio de Ibiza tampoco se dio mal. Cuartos en real, cuartos en la general (de diecinueve barcos) y terceros de grupo, lo que nos permitió traernos otro trofeito para la península. Buen junio, en definitiva, dos regatas, dos podiums. El ilusionante proyecto sigue creciendo, se van notando los entrenamientos, poco a poco vamos navegando todos un poco más, un poco mejor.

El próximo sábado, 13 de julio, nos juntaremos todos en Denia, en casa, para uno de esos arroces con balsa, copas y tarde por delante que tanto nos gustan.

Por lo demás, aprovecho y os hablo un poco de Triatlón. Sí, sí, tririquitran, tran, tran, estamos otra vez triatléticos perdidos. De hecho esta entrada, de no ser porque el Toletum se la merece más que yo, iba a haberse titulado “Semana -13”. Sí, amigos, estoy de nuevo en el camino, tratando de adelgazar a marchas forzadas, de ponerme en forma a la carrera, para ver de hacer en tres meses lo que no he hecho en tres años y plantarme el próximo 29 de septiembre, a las 7:40 de la mañana en la linea de salida del “ELBAMAN”, con 3.800m. de natación, 180km. de bici, 42.195m. de carrera a pie y un larguíiiiisimo día por delante. Esta semana que hoy termina, la primera medio seria, la cierro con tres entrenos de carrera a pie/andar (6 x 3´30´´/1´30´´), por la playa, con Josep1 + una sesión de natación, ayer, diez minutos seguidos en la Malvarrosa, alternando braza y crol + dos días, ayer y hoy en los que me he movido por Valencia en bici de paseo + siete días, siete, los siete, cuidando en serio la alimentación, lo que nos ha permitido pesar ya “sólo” 98,2kg. Tres menos que hace unos días.

Pero vaya, tengo claro que lo importante de verdad es que las neuronas se han alineado, que estoy decidido, que lo veo claro, que vuelvo a perseguir un sueño, un anhelo, un deseo. Vamos a ir compartiéndolo, si te apetece, quedan todavía doce semanas, todo un mundo.

Ilusionados saludos.

1 Comentario

Categoria: General, Triatlón, Vela | Tags:

Semana fantástica.

lunes, 10 de septiembre de 2012

Hola amigos, muy buenas.

No, el título de la entrada no tiene que ver con un anuncio de El Corte Inglés, ni nada por el estilo. Es solo que, por fin, he sido capaz de enganchar unos cuantos entrenamientos seguidos, todavía nada del otro jueves, pero para mi, moralmente, muy importantes. Estamos, ahora sí que sí, en el camino.

Un día de bici, ayer domingo. Valencia-El Saler-Valencia. Ya sé que no es para echar cohetes, pero desde el Ironman de Calella (02.10.2009) no había pedaleado ni un metro. Me costó 36 ´llegar al Saler (en los viejos tiempos no tardaba más de 27-28´) , la vuelta, un poco más animado, la hice en 31´. Al final 1h.07´ que me saben a gloria.

Una sesión de gimnasio, el miércoles por la tarde, después de correr. A mi aire, abdominales, estiramientos, pesas, sin matarme, claro, pero gimnasio al fin y al cabo.

Dos sesiones de natación, miércoles al medio día con Vanessa, mi entrenadora de natación de entonces, que se ha comprometido a ayudarme de nuevo esta temporada. Es un lujo. La otra el viernes, con Ximo, Xbilbo en la I´net. Vamos a compartir ilusiones y sueños este año y, si Dios quiere,  a darnos el capricho de ir juntos a hacer un triatlon largo el próximo verano.

Y cuatro sesiones de carrera a pie. Tres “cortas”, de 30 minutos, 4 x (6´/1´30´´) y una “larga”, con Ron por el Saler, el sábado, 48 minutos ( 10´+ 5 x 5´/1´+ 8 ´). Especial mención para la del viernes, matinal, por la Malvarrosa, viendo amanecer con baño final de escándalo incluido.

Dieta estricta seis de los siete días. El jueves no pudo ser, se me cruzó una cena en Tinto y Oro con mis socios de Rancho Viejo para celebrar el cumpleaños de uno de ellos y comentar los últimos detalles de la espectacular novillada que dimos ayer en Vinaroz. Pero bueno, yo al menos me retiré a la una, hay quien a las seis de la mañana todavía iba cerrando bares. En la semana, un kilo doscientos  menos (hoy 98,0). Bien.

La novillada, por cierto finalizó con los tres chavales a hombros y Daniel Ramos, de Borriol, mi socio y amigo, el primer y único ganadero de la Unión en la Comunidad Valenciana, dando una aclamada vuelta al ruedo acompañando al sexto novillo. Disfrutamos todos, cuatro de los seis erales fueron antológicos, che, una gran tarde, un gran colofón a una muy buena semana.  Y, además, salimos cuenta con paga, lo  que en una sin caballos, en los tiempos que corren, es poco menos que un milagro. Eso sí, el éxito empresarial y ganadero yo lo celebré con agua, mucha agua con gas. ¡Quién te ha visto y quién te ve!

Esta semana no pinta mal. Hoy no he podido ir a yoga al medio día, que quería, pero sí he corrido 43´por el río esta tarde, 3 x ( 8´/2´) + 13´ y luego he hecho la PF en Correcaminos, o sea que más o menos bien. Mañana he quedado a correr por la Malvarrosa a las 7, ver amanecer y bañarnos. Cuando suena el despertador da pereza, claro, pero luego se agradece mucho. Y mucho peligro el miércoles, con una espectacular cata de quesos que organizo en LCM. El resto, lo iremos viendo.

Ilusionados saludos.

P.C.: JUNTOS PODEMOS. Un beso, guapa.

Última hora.

miércoles, 14 de diciembre de 2011

Hola amigos, muy buenas.

Dicen de ella que es el monumento más fotografiado de Dinamarca. Verdad será, si lo dicen. Yo, de momento, me he limitado a tomar prestada una de tantas para iluminar un poco esta entrada.

El lunes, anteayer, se me cruzaron los cables, se me alborotaron las neuronas de las grandes ocasiones. Estaba leyendo la crónica del 7º Reto Ironman de mi amigo Pedro Esteban, “Xelvatico”, Niza 2011, y cuanto más iba leyendo, más difícil se me hacía apartar de mi ese cáliz. Fue llegar al final, cuando dice eso de “…dirijo mi sueño hacia Copenhage 2012”, y ya no pude aguantarme más. Uno no lleva un tatoo en el hombro sólo para que le pregunten en verano, no. Disfruté en 2007, en 2008, en 2009 compartiendo sueños Ironman con Pedro y con él voy a reencontrarme con el placer de recorrer esa incomparable recta de meta, tras 13, 14 o 15 horitas de natación, bici y maratón, si Dios quiere, en compañía de los nanos. Y juntos, con Mar y Mª Carmen, en cuanto termine el tririquitran, tran, tran, ese, vamos a poner patas pa´rriba una ciudad que hace tiempo no visito y que, en su día, me enamoraba. Copenhage, el sur. Sí, sí, aunque parezca paradójico, Dinamarca es el Sur y su capital es el Sur concentrado, en estado puro. Una vez más, Pedro, gracias por recordarme que el cielo está ahí, en la mismísima puerta de salida del infierno. Querías retos, querías zanahorias, querías caldo, toma, dos tazas (MiM + Ironman).

Por lo demás, ya que estamos: la regata del sábado se celebró, pero con tan poco viento que, al final, tras un par de aplazamientos y una salida que no hubieran debido dar, ni los del Comité saben si toda la flota entró fuera de control, lo que equivaldría a una descalificación colectiva o, como intentaron “colar” a última hora, la suspendieron tras su celebración. Bueno, es lo mismo, echamos una agradabilísima mañana en el mar, con Julio, Walter, Fede y Juanjo. Y luego unas buenas cervezas, soñando planes naúticos para 2012. ¡Será por planes!

Voy entrenando medio bien, a ratos casi bien del todo. El lunes, sin ir más lejos, en plena euforia mental, nada más darle al “enter” de la inscripción de Copenhage, me bajé al río para 55´seguidos, sin parar a andar ni a descansar, incluyendo dos subidas a la colina mirador, dos subidas a las gradas del parque de cabecera, dos kilómetros con cambios de ritmo, algunos fuertes y poderosos y un ratito de fartlek. Che, casi como en los viejos tiempos.

Y digo yo, para que ando robando fotos de sirenitas, si aquí mismo, en el blog, tenemos una que, aunque muy vista, expresa tan claramente la felicidad esa que quiero volver a sentir:

Como diría un buen amigo: Ni cien mil palabras más.

Ilusionados saludos.

5 Comentario

Categoria: General, Triatlón, Vela | Tags:

1/2 Maratón, y más cositas.

martes, 17 de noviembre de 2009

Hola amigos, muy buenas.

 Hablemos un poco de la Media que se celebra el próximo domingo y que, definitivamente, no voy a correr. Ni estoy en condiciones, ni debo, ni na´de na´. Y ya me sabe mal, porque va a ser inolvidable, la mejor media maratón de la historia de Valencia, por censo (6.050 corredores por las calles de la ciudad son, en si mismos, un fantástico espectáculo), por el nuevo recorrido, Puerto, playa, Ciudad de las Artes y las Ciencias, calle de La Paz, plaza Ayuntamiento, etc., por el posible marcón (viene uno de los mejores fondistas del mundo, es muy probable que se baje de la hora, quizá, incluso, que se acerque a los 59´), quién sabe si no veremos un record de España, en fin, por muchas cosas. Va a ser una pasada, si el domingo no tienes nada mejor que hacer, sal a la calle y disfruta de la fiesta. Yo estaré todo el fin de semana en el stand de Correcaminos, en la feria del corredor, Tinglado 4 del Puerto, recogiendo inscripciones para la maratón (21.02.2010, de esa hablamos otro día). Y el domingo echando una mano donde se tercie.

Más cosas: una foto chula, bonitos recuerdos de la recta de meta del último Ironman, con Mar:

 

 Para motivarme un poco, más que nada. La semana pasada entrené medio en serio tres días (lunes carrera a pie, 40´ con alguna paradinha a andar + P.F., martes natación con las marujas en el cursillo, miercoles 10´carrera + 3 series de 300m. en 1´30´´ . Luego ya la semana se enredó con falla, cenas, actuaciones de magopepo (el viernes, para 20 amigos, en Asador La Vid, después de una cena, éxito clamoroso) y campeonatos de truc (sábado, con mi hijo Pepe de pareja, marathon de truc con negras de Arquitecto Alfaro, ganamos a los que luego resultaron campeones, a Andrés y Juan, de Mayor-Moraira, pareja mítica, “los buenos”, siete años seguidos ganadores del campeonato del sector, dos veces campeones absolutos de Valencia, los ídolos de mi hijo (bueno, y un poco los míos, para qué negarlo), les ganamos una partida preciosa, Pepe todavía sigue en la nube (yo tres metros por encima, como la novela). El domingo, no sé como, saqué fuerzas para una caminata de dos horas por el puerto con Mar y “Ron”, relajados, sin más pretensiones.

Esta semana la empecé corriendo ayer 42´(6x 6´C/1´A). Hoy espero ir a nadar, en fin, que poco a poco vamos estando en el camino, siquiera sea con sus dificultades, baches, barrizales, repechos, problemas y demás. Nadie dijo nunca que fuese a ser fácil.

 Por último, un besazo inmenso, mi más cariñosa enhorabuena a Syl, mi amiga que va a ser mami. Enhorabuena, guapa.

 Ilusionados saludos.

P.C., otra foto en la que se aprecia cómo para ir en bici no es exactamente imprescindible estar flaco, lo que se dice flaco:

Calella Challenge, Finisher IM.

miércoles, 7 de octubre de 2009

Hola amigos, muy buenas.

Dieciseis horitas dando brazadas, pedales y trotando/andando por el mundo convierten en Ironman Finisher a cualquiera. Hasta a un gordo como yo, llegado el caso.

Bien, todo muy bien, rozando la perfección, dadas las circunstancias. Nadé como pude, como sé, es decir, mal. Especialmente mal a la ida (1.900m. en 1h.01´), un poco mejor al volver, con el solecillo de cara, la mar preciosa, yo ya más relajadillo (otros 1.900m., ahora en 50´). Pero vaya, que salí del agua vivo, entero y con ganas de subirme a la bici, que, en el fondo, es de lo único que se trataba.

El segundo segmento lo hice medio bien. A mi ritmo, muy tranquilo, dejando pasar e irse a los maquinorris diversos con sus megabicis espaciales, sin picarme con nadie, pasando de todo, buscando el ritmillo ideal. Eso sí, con un dolor de pies desde la salida de los de verdad. Estrenaba zapatillas (las mías de siempre se habían quedado inoportunamente olvidadas en casa). las calas me las habían puesto a ojo de buen cubero, che, un desastre. Desde el primer kilómetro fui con un respetable dolor en las plantas, los últimos diez o doce, cuando ya era insoportable del todo, con los pies fuera de las zapas. Las dos primeras vueltas (70 + 70 km. ) con el plato grande, pero sin forzar, la última (40km. ) con el plato pequeño, en plan Verano Azul, esquivando amagos de calambres, sorteando limpiamente los conatos de agarrotamiento muscular, tomandole el pelo al cuerpo, al alma, a los pies, a todo lo engañable a base de viejos truquillos de combate traidos directamente del desierto hace cuatro días.  Al final 7h.30´, más o menos, de bici. También esto podía haber sido mucho peor. Desde luego que sí.

Y una maratón poco menos que perfecta, insisto, dadas las circunstancias. Exactamente, al minuto, al segundo, cada uno de los kilómetros, tal y como previamente los venía visualizando en los últimos kilómetros de la interminable bici. Me propuse hacer los primeros 10km. del maratón trotando  a  7´/ Km (lo que, en mi actual estado supuso el auténtico esfuerzo deportivo del día, hablamos del mismo ritmo al que hace tres semanas me salió el cross de Villena, 4km.) , los siguientes 10km. a 8´/km., alternando andar a 9 y trotar a 7, y del 20 a meta, si había hecho los primeros como me proponía, ya dispondría de margen de tiempo más que sobrado para ir como me saliese de las zapatillas. Lo clavé. Los primeros diez disfrutando de la agonía que me suponía la autoimpuesta obligación de correr un poco, 1h.10´exacta, el segundo diezmil alternando andar y correr, vaya, lo que veníamos entrenando específicamente todo este tiempo pasado, para que luego digan de mis entrenos, 1h.20´de reloj. En ese momento eché mis cuentas, todo estaba en orden, tenía tiempo de sobra, me puse un cortavientos para el fresquillo de la noche y disfruté, ahora sí, ahora de verdad, durante otras 3h. 20´ del placer de la soledad, de la satisfacción de ir sabiendote vencedor, de las sensaciones de estar haciéndolo de nuevo, del goce de estar vivo, en carrera, de las noticias que Mar me iba dando de las orgullosas llamadas de los niños, de la compañía a ratos de un guiputxi muy majo, Jon, de todo, che, de todo lo que se puede disfrutar en esos 22 kilómetros de adictiva gloria bendita.

La entrada en meta, como os podeis imaginar, inenarrable. Con Mar, muy despacito, saboreando cada metro, cada flash, cada detalle. La megafonía dedicandome inmerecidos elogios, los amigos esperando, felices, abrazos, besos, una pasada, una auténtica pasada.

Orgullosos saludos.

214 Comentario

Categoria: General, Triatlón | Tags:

Todas las cosas estarán listas…

lunes, 28 de septiembre de 2009

…si nuestras mentes lo están.

 No va a ser fácil esta vez, desde luego que no.

 La semana pasada, -2: Un día de natación (1.000m.), uno de bici (2h. cortas, Valencia-Perelló y volver) y dos de “carrera a pie” (un día 30´, el otro 35´alternando andar y correr, con “Ron”).  Bien aderezado todo con una agenda social de esas que no parecen creibles, reuniones, directivas, cenas, sevillanas, teatro, fiesta en Las Ánimas, pesca en la playa, che, de todo, nueve o diez eventos en siete días.

 Rematando la faena ayer, domingo, con una comida familiar en un garito al que ya van dos veces que vamos y salgo bien contento: “La LLuerna”, en C/ Sueca, 47. Con una carta de vinos cojonuda a precios increiblemente baratos (“La Cueva del Contador”, de Benjamín Romeo a 50.-€, “Billecart Salmon” a 37.-!!) y un buen acompañamiento a base de tapas de calidad, steak tartare 7.-, quesos internacionales (brie, stilton, parmesano, Chevre) 10.-. Che, muy muy bien para ir en plan informal, y beberte un señor vino por un 60-70% de lo que te cuesta en cualquier garito un poco más estirado.

 A Barcelona nos vamos Mar y yo el viernes, sin nanos. Pasaremos por la feria por la tarde.  El sábado de nuevo a Calella, a dejar la bici en boxes, briefing y esas cosas. El domingo la prueba. Nunca mejor dicho, porque va a ser eso, una prueba. Mejor dicho, una sucesión de ellas. Lo primero que he de probar es si quepo dentro del neopreno, no lo he descolgado de la percha desde Zurich, hace año y pico. Me temo lo peor. La segunda prueba va a consistir en pasar el corte de la natación (2h. de tiempo límite para 3.800m). Considerando que estoy nadando una sesión semanal de 1.000m. en treinta minutos….Uffff. La siguiente prueba será la bici, ver cómo responde mi cuerpo a partir de las cinco o seis horas. Y ver si paso los cortes de tiempo, que a falta de uno hay dos. Si termino la bici y empiezo la maratón, supongo que la terminaré, aunque sea cuando hayan desmontado la meta y no quede nadie por allí.

 El lunes aperitivo en Pinocho, en La Boquería, probablemente uno de los mejores bares del mundo, comida dónde nos pille y cena en L´Abac. ¿Para celebrar, para olvidar?, ya se verá.

 Alea jacta est. (Dónde “alea” no es mucho, precisamente).

 Acojonadillos saludos.

Dos semanas.

martes, 22 de septiembre de 2009

Hola amigos, muy buenas.

 ¿De qué dos semanas hablas, de las pasadas, de las que llevas sin pegar un palo al agua (deportivo, ya se entiende, de los otros, despacho, falla, líos diversos y problemas varios, los que se quiera) o de las dos que te quedan -ya menos, en realidad, si consideramos que es martes por la tarde, ya sólo te quedan doce días- para el Ironman de Calella?

 Hombre, ya que nos ponemos, hablaremos de las dos, o sea, de las cuatro.

Semana -4 (hace dos): un único día de natación (1.000m. seguidos, alternando braza y crol) + un único día de “entreno”, ¿entreno?, ¿en qué? de bici, 36km.  con la banda de la falla + 3 días de carrera a pie, dos de 30´y “el largo de la temporada”, 8km. en 1h.10´. A destacar que con la falla seguimos tardando más en bici de lo que normalmente se tardaría trotando/andando para la misma distancia (5h. para los 36 km.). Y que se sigue almorzando como los mengues. Y la asistencia de las niñas, Macarena y sus amigas lo pasaron pipa en la excursión Valencia-Lago del Saler-Valencia. La próxima está programada para el 24 de octubre, al Puerto de Catarroja.  A base de ayunar cinco días, cinco, el peso bajó algo, de 97 a 93 kilillos.

Semana -3 (la pasada): la semana de la boda. El sábado se casó mi hermana Amparo. Bodorrio por todo lo alto en Denia que me condicionó bastante toda la semana. Jueves y viernes montando la fiesta/cena en casa para 120 personas (la post-boda, para entendernos, cuando a media tarde nos echaron a todos del hotel yo los  iba recogiendo en casa, hasta las tantas de la madrugada). Al final los entrenos totales de la semana se reducen a dos días de natación (2×1.ooom.) y uno de trotecillo matinel cutre, con “Ron”, 30´. Es todo. El sábado se bebieron ocho litros de rebuijito, ocho de champagne, dos barriles de 30l. de cerveza, trescientos gin tonics, seis botellas de whisky, alguna de ron. Y una única de vino tinto, sólo una. eso sí, preciosa. ¿O no?

Pues eso.

 Esta semana, ya veremos. Ayer nada. Hoy, de momento hemos nadado otros mil metros seguidos. Y poco más. Hasta el jueves no me voy a pesar, que no estoy para depresiones a estas alturas.

Resumiendo, que sobreentrenado precisamente no parece que vaya a llegar al día 4, no.

 Ilusionados saludos.

2 Comentario

Categoria: Falla, General, Triatlón | Tags:

Navegador: « Entradas Anteriores |

 

© Digitus web & multimedia · Diegolleo

 
This site is protected by Comment SPAM Wiper.