Archivo de la categoria: ‘Vela’

De todo un poco.

domingo, 13 de septiembre de 2015

Hola, amigos, muy buenas.

Ya lo dice el refrán, “aprendiz de mucho, maestro de nada”. Y, a estas alturas, no vamos a cambiar. No, al menos, fácilmente. De las múltiples aficiones que se supone que uno disfruta, en estos últimos meses ha sido la navegación a vela la que con diferencia se ha llevado la palma. He regateado, navegado, disfrutado, más que nunca. ¡¡¡Ay, si hubiese corrido la mitad de lo que he navegado!!! Pero bueno, que nos quiten lo bailado.

Con el “Llevant Blau”, Dufour 40,  corrí la Calpe-Formentera-Calpe. Con un inconfesable día de descanso en la isla, dicho sea de paso. Pero inconfesable, inconfesable, de verdad.

Con su hermano, “Llevant Blau Regatas”, un Farr 39 con sus buenos años pero en condiciones de andar rápido de verdad, la “Regata de las MIL MILLAS”. Una pena, no la pudimos acabar, un problema con las baterías nos obligó a abandonar tras pasar Menorca, con Cerdeña por la proa. Eso sí, las 400 millas navegadas de tirón, esas las disfrutamos de verdad.

Con el Pez d´Abril, flamante Swan42, nos dimos el capricho de ganar -arrasando, primeros en las tres mangas- en la “Carburo de Plata”, pedazo de regata en Cartagena y de hacer terceros en la Copa de la Reina.

Por último, con mi querido “Magopepo”, una inolvidable “Oliva-Cullera-Oliva”, la “Ciudad de Oliva” y la ya clásica -tercera participación en tres años- “Memorial Pepe Frasquet”. Os dejo una foto chula, de esta última:

Cinco días de travesía con Mar en agosto (Denia-Moraira-Campello-Tabarca-Alicante-Calpe-Denia) y unas cuantas salidas más cortas completan una temporada, como digo, intensa. Que daremos por concluida la semana que viene corriendo las Jornadas Pitiusas, una de las clásicas que cada año espero con ansiedad. Ibiza-San Antonio-La Sabina-Ibiza, tres mangas, tres días, tres puertos, tres fiestas, una pasada.

Por lo demás, hemos visto toros, además de la feria de julio recuerdo alguna escapadita con Mar, dos a Illescas y una a Membrilla a ver a Daniel García (el 4 de octubre le veremos debutar con caballos en Úbeda) otra a El Herrumblar (Cuenca) a ver a Andrés Palacios. Y a Calasparra a ver a Andrés Manrique. Vaya, que sin ser tanto como otros años, algo hemos aprovechado el verano. Al campo no he ido, no me he puesto delante de una becerra desde diciembre pasado. Muy mal, pero es lo que hay.

La magia, desde el festival de Nayra en abril pasado, la tengo medio abandonada. A todo no llego. Y con “La Cuchara Mágica”, qué pena, no sabéis qué pena, en vías de disolución.

¿Qué nos queda? Lo de siempre, las carreras, los proyectos deportivos, el puto peso….Bueno, ni el verano ha sido malo, malo del todo, ni, desde luego, para echar cohetes. He bajado cuatro kilos en dos meses y medio, en 93,000 estamos. He entrenado, mal que bien, con cierta constancia. Estábamos a cero, pero a cero-cero de verdad en junio. Ya corremos/andamos cuatro días, de ellos uno “largo” por encima de la hora. Ahora sí, ha llegado la hora de ponerse las pilas.

El primero objetivo serio, la Maratón de Valencia, está ya ahí, a la vuelta de la esquina. Espero correrla con unos cuantos kilos menos y en un estado medio decente de forma. Con hacerla más o menos como el año pasado, ya estaría bien. Hasta entonces correré un par de Voltes a Peu, la de Villalonga incluida, un 15K en Paterna y un par de Medias, Valencia y Gandía. Más lo que vaya saliendo. Y una vez pase la maratón, ahí está la clave de verdad, a seguir cuidándonos para correr Malaga o Gata en diciembre, ya se verá, Cobeña y Sevilla en febrero y la madre de todas las carreras, la Marathon des Sables con el “Dessert Drink Team” en abril. Pero bueno, para eso aún queda mucho. vamos de momento a por la Maratón de Valencia.

Ilusionados saludos.

2 Comentario

Categoria: General, Magia, Maratón, Toros, Vela | Tags:

Regatas.

lunes, 25 de mayo de 2015

Hola, amigos, muy buenas.

Vamos a hablar un poco de regatas, de cuatro buenos ratos disfrutados esta pasada semana que ha sido de esas de enmarcar.

El martes me invitó Dome, armador del “Cassiopea”, un espectacular velero de 68 pies en el que está viviendo en la Marina Real, a ver en directo, en el mar, a escasos metros de la linea de salida, la primera regata de las TP52 Super Series, cuyo calendario se estrenaba este año en Valencia. Un espectáculo grandioso. La foto no es mía, es tomada prestada de Martinez Estudio, a quien espero no le moleste. En todo caso, no difiere mucho de la que hubiesemos podido sacar desde el “Cassiopea”, de no haber estado ocupados con las cervezas y los canapés:

El miércoles, como todos los miércoles últimamente, cambié el almuerzo de medio día por dos horitas de vela ligera en la Escuela de la Federación, curso de perfeccionamiento de Match Race. Navegamos en un 595, lo pasamos de lujo, un buen KIt-Kat que se agradece en mitad de la semana.

El viernes al medio día me largué a Denia a hacer el traslado del “Magopepo” de Denia a Oliva, para la regata del fin de semana. Solos, solitos solos, el barco la mar y yo. Placentera, relajada travesía, con el mar de popa, por la aleta, dejándonos llevar por el Lleveig y las olas, surfeandolas, disfrutando como un enano. Llegada al Náutico de Oliva y sin más trámites, a su espectacular terraza para una noche de esas inconfesables en compañía de Jordi y Mario -armador y tripulante de “La Salada”, precioso Hunter Europa que no veas como anda en las regatas- su amigo Miguel, de Miramar, Carlos y Carlos, del “Canó” . Cervezas, cazallas, gintonics, aromas del terreno, exhibición de truc, che, cuando habiendo confesado tantas cosas en este blog, digo que fue inconfesable, pues eso…

El sábado corrimos la primera manga de la regata. Oliva-Cullera, en compañía de mi buen amigo Fede, armador del “Mareón” que se vino como tripulante de excepción. Hicimos una salida de lujo, los primeros de veintidós barcos, sin complejos, viendo claro nuestro hueco, metiéndonos entre los grandes y pasando la linea con arrancada apenas un segundo después de la bocina. Navegamos bien, a gusto, aunque ni el rumbo -ceñida a rabiar la mayor parte de la regata- ni la escasa intensidad del viento fueron los que quiere el pequeño Muscadet. Cuando tienes casi cincuenta años, estás construido todo tú en tablero marino, desplazas tonelada y pico para 21 pies y tienes un buen lastre en tu quilla, lo que de verdad te pide el cuerpo es viento y rumbos un poco más abiertos. Al final, muy al final, se abrió el viento y nos dio para hacer la última media hora con spi arriba. No llegamos los últimos en real. Decimosextos en tiempo compensado.

Tarde, digamos, de relajado análisis con mi amigo Txema, que la corrió con el “Constancia” de Bernardo. Se incorpora Mar, que navegará conmigo el domingo, en la segunda manga. Copas, cena, paseo y a disfrutar de una noche romántica en la cama de proa del chiquitín.

Ayer, domingo,amaneció nublado, sin viento, de hecho hubo que aplazar el inicio. Por fin, a las 12:45 parece que se establece algo parecido a una ventolina de N-NE. Procedimiento de salida. Cinco minutos. Cuatro. Todos con sus mayores y genovas arriba. Me da la inspiración y decido que saldremos directamente con spi. Termino de montarlo. Un minuto. Mierda, estamos sobre la linea, parados. Izo medio génova y caigo al otro lado, por menos de medio metro, pero estamos dentro. Quince segundos, génova abajo, spi arriba, se hincha, cuatro, tres, dos, uno, salida válida, sobre la misma linea, de nuevo los primeros. (Es verdad que hoy, viendo la foto que ahora colgaré, veo que probablemente ni fuimos los primeros ni los únicos con spi, se ve otro barco al fondo, en linea con nosotros, pero vaya, en ese momento, la sensación era la de haber sido los únicos y los primeros). Mar me da una palmada de esas de anuncio de Mastercard. No me cambiaría por nadie del mundo.

Este es el momento:

regata CulleraA partir de ahí, navegamos en estado de gracia, peleando cada metro, orzando cada grado que podíamos para tratar de estar lo más afuera posible cuando se instalase el previsible garbí. Fuimos de los últimos en arriar spi -quizá, incluso, apuré en exceso, pero bueno, en ese momento iba tan a gustito… Sopla bien, sopla más, no querías viento, toma viento. Exigente de verdad  la última hora y media. Se forma mar -obviamente- que de proa nos frena, es lo malo de ser pequeño. Vamos en los límites, ciñendo, apurando, hay que pasar la escollera de Gandía, preferiblemente sin dar un bordo. Mar a la banda, arriba, abro lo justito la mayor para no irnos a la mierda, tratando de no parar el barco que por momentos vuela. Todo al limite, concentrado a muerte, disfrutando. Pasamos la p. escollera. Rumbo a Oliva. Arrecia el Lleveig. La ola ya es ciertamente antipática. ¿Rizo, no rizo? Debe andar alrededor de los 18 nudos, calculo a ojo de buen cubero, con rachas de veintitantos. Y de proa, pues aparenta más, ya se sabe. Seguimos, abro carros, abro un poco de escota y aguantamos, que queda milla y media y el “Canó” nos viene siguiendo, cada vez más cerca. Lo tenemos a cien metros, a cincuenta, a veinte, a dos esloras…..Llegada de infarto, si la regata dura dos minutos más nos habrían pasado.

Clasificaciones no tengo aún, es lo mismo. Supongo que el tiempo compensado no será malo, pero ya digo, es lo de menos.

Gracias, por último, a los Náuticos de Oliva y Gandía por las atenciones recibidas. Nos habéis tratado de lujo, nos habéis hecho sentir como en casa.

Es por fines de semana como este que uno tiene un velerito. y es por contarlo a los amigos que uno mantiene el viejo y semi-abandonado blog.

Ilusionados saludos.

No hay comentarios

Categoria: General, Vela | Tags:

Dos meses.

domingo, 6 de abril de 2014

Hola, amigos, muy buenas.

Dos meses. Vamos a ver si somos capaces de ordenar las alborotadas neuronas, de centrarnos, de concentrarnos, de retomar los buenos propósitos con que arranqué el quincuagésimo año y nos ponemos las pilas de una p.vez. Vamos a ver si somos capaces de portarnos bien durante esas nueve semanas, de no abusar en comidas, cenas y saraos y de entrenar con una mínima constancia que hay que ver lo que me está costando esta vez. A ver si hasta el 7 de junio -que, me pillará en Formentera, si Dios quiere, en plena regata Calpe-Formentera-Calpe- pierdo unos cuantos kilos, me pongo en forma y vuelvo a creer en el proyecto. Que falta me hace. Y retomo el Streak Running, el judo, el yoga, cojo la bici dos ratos, sigo toreando cuando se pueda, empiezo a nadar, en definitiva, a ver si me cuido en serio, que ya va siendo hora.

Ayer salimos a entrenar con el Toletum II-Soloabogados, echamos un día en el mar de escándalo. Con José Luis, el patrón, su novia, Mariola y Txema, disfruté de un día de ensueño. La foto es de hace mes y medio, de las pasadas 200 millas, está chula, os la dejo, para los que no conocéis el barco:

Toletum-SOLOABOGADOS

 

 

Dos meses en los que haremos la Ruta de la Sal y la Calpe-Formentera-Calpe. Con sus correspondientes traslados. Además de sacar el Magopepo a varadero del 22 al 27 de mayo, para pintarlo, repasarlo, hacerle dos tonterías y dejarlo como nuevo por si ha de correr alguna regatita de club este verano.

Dos meses, ya digo, no parece que sean mucho tiempo y, sin embargo, bien aprovechados, pueden regalarte cuatro ratos inolvidables, de esos que justifican una vida. Dos meses, me gusta esa unidad de medida. Si echase la vista atrás, que no suelo, me encontraría con dos meses atípicos, ajetreados, con  conflictos entre cabeza, corazón, obligaciones, tentaciones y caminos. Medio abandonados los entrenamientos, las buenas costumbres, la espartana disciplina -si es que alguna vez existió- en favor de fallas, viajes, fiestas, amistades de las de verdad, comidas y cenas. Es lo que hay. Que nos quiten lo bailao. Ahora toca mirar adelante, definir qué queremos, qué no queremos, qué deseamos, qué no, para el resto del año, para lo que queda de proyecto Q. Y para ese futuro que un buen día se presentó sin avisar. Es el  momento de comprometernos en serio, de verdad, con esas buenas intenciones, apasionadamente, tanto cuanto la situación exija.

Dos meses. Me encantará compartirlos contigo, que sigas entrando por este abandonado sitio de la I´net de vez en cuando y sepas que sigo ahí, como siempre, cayendo, levantándome, paso a paso tratando de disfrutar el camino de la vida. Con más ganas que nunca de ensancharla, ya que alargarla no se puede.

Ilusionados saludos.

 

 

No hay comentarios

Categoria: General, Vela | Tags:

Bronce.

sábado, 22 de marzo de 2014

Hola, amigos, muy buenas.

Estaba yo tan a gustito escribiendo una entrada en el abandonado blog con el título “Cartas”, haciendo unas reflexiones sobre la poco menos que perdida costumbre de tomar papel y pluma y escribirle a alguien una carta “de las de toda la vida”,  lo que eso representa en estos tiempos, cuánto yo lo valoro, sobre la certeza que puedes tener de que hoy día el remitente o bien  es un romántico incorregible que, además, te quiere mucho, o bien está en prisión.

En esas andaba cuando ha sonado el móvil. La actualidad manda, el blog en riguroso directo, lo nunca visto. BRONCE. Pepe, mi querido Pepe, acaba de ganar hace diez minutos la medalla de bronce en el Campeonato de España de Sambo, en Cáceres. Para los que no lo sepáis, el sambo es una disciplina de lucha, parecida al judo. Una especie de mezcla entre el judo y la lucha libre. Empiezan de pie, como en judo, pero siguen en suelo, como los de lucha. No paran el crono, no paran el combate cuando pasan a suelo, se permiten algunas técnicas propias de la lucha que en judo están prohibidas, pero vaya, al final no deja de ser una especie de judo raro que proviene no de Japón sino de Rusia. O, dicho de otro modo, un deporte que, al menos en España, se caracteriza porque vienen los de judo y les ganan.

Tercero de España implica muchas cosas. Además de la satisfacción personal, de la recompensa al esfuerzo, del premio a haberse cuidado estas fallas y mantenerse en su peso (cuatro años lleva ya compitiendo hasta 60kg.) , digo que, además de todo eso, la medalla en un nacional implica el reconocimiento oficial como deportista de élite, lo que le permite el acceso a la Universidad con algunas ventajas, tanto para entrar, como para flexibilizar los planes de estudio.

Añadir que no ha ganado la semifinal por el canto de un duro, que podría haberse metido en la final, etc.,etc., está de más. La cuestión es que Pepe es un puto crack y punto. Por si te da por entrar a cotillear por el blog de tu padre, que lo sepas, chaval, que estoy muy orgulloso de ti. E N H O R A B U E N A.

Aprovecho y resumo un poco el último mes y medio del proyecto “Q”.

Vela: Salí con “El X” en las 200 millas de Altea A2. Condiciones muy duras, roturas de material (mayor y génova a la mierda, con perdón) y tras seis horas de lucha nos retiramos. De treinta y tantos barcos solo terminaron siete. La travesía de regreso hasta Barcelona, simplemente maravillosa. ¡Barcelona, siempre nos quedará Barcelona, la ciudad de los penúltimos sueños! El calendario de regatas para 2014 con el Toletum II-Soloabogados ya está cerrado: Ruta de la Sal en abril, Calpe-Formentera-Calpe y Dragonera en junio y Copa del Canal en octubre. Trataré de hace un par más con “El X”, A2, y alguna de club por Denia o alrededores con el “Magopepo”.

Toros: Buena feria de fallas, ambientazo de lujo en “De Tinto y Oro” asociación que me honro en presidir. Exposiciones, conferencias, entregas de premios, programas de radio en directo y tertulias, meriendas, cenas, tapeo del bueno, los socios encantados, che, un éxito. Me ha supuesto un enorme esfuerzo desdoblarme entre TyO y la Falla, pero ha valido la pena. Yo retomo los entrenamientos taurinos mañana mismo, en Los Chospes (Albacete), donde mata Emilio Huertas un toro a puerta cerrada. Haremos “tapia” a ver si nos dejan darle cuatro pases a la becerrita que le echen por delante para calentar. Salvo que la fiesta en El Callejón de los Gatos de esta noche, celebrando lo de Pepe, se nos vaya de las manos, que espero que no. El domingo siguiente, día 30, estamos gestionando a ver si “nos anunciamos” en alguna otra ganadería de por la zona. Lo del festival de diciembre sigue en pie.

Carreras: Corrí la Maratón de Cobeña, memorial de Alicia. No la pude terminar, no estoy para 42195, pero sí me di el capricho de correr un poco más de media, disfrutar con los amigos y echar un gran rato recordando a la que nos dejó. Desde entonces llevo un mes con las neuronas “mareadas”, la cabeza en otras cosas y sin entrenar ni poco ni mucho. Hoy he vuelto a ponerme las pilas, a salir a correr media horita. Trataremos de ser constantes, de llegar al menos hasta Semana Santa portándonos bien.

Falla: Dejo constancia de mi reconocimiento público a Miguel Rocafull, “Rocata”, enorme Presidente, que ha sacado adelante unas Fallas maravillosas.

Magia: El Mago Pepo actuó, como cada año, en la Falla. No sé por qué, creo que esta ha sido de mis tardes más redondas, de las más exitosas, me salió bordada. Acabé con transformación de paloma de cartón en una de verdad, su desaparición y luego, ya “reaparecida”, un buen rato con todos los críos rodeándome, jugando con “Pepita”, tocándola, haciéndose fotos conmigo, che, como los grandes magos de verdad.

Y poco más.

Ilusionados saludos.

 

 

3 Comentario

Categoria: Falla, General, Magia, Maratón, Toros, Vela | Tags:

Aburrimiento.

sábado, 8 de febrero de 2014

Hola, amigos, muy buenas:

El otro día me enviaron una de estas chorradas tan de moda últimamente. Esta:

IMG-20140112-WA0003

 

 

 

Me dio por pensar que hay gente por ahí que se tiene que aburrir muchísimo para que se le ocurran estas paridas. Sí, sí, ya sé que hay paro, crisis y todo eso, pero es que, además, hace falta estar aburrido. En fin, no es mi caso, no se puede decir que me aburra, precisamente. Por no tener, no tengo tiempo  ni de escribir con una mínima regularidad en este abandonado blog. ¡Qué se la va a hacer!

Ayer tuvimos una cena con los compañeros de un Master en Mediación que estoy haciendo. Una noche mágica, y no solo por la actuación del Mago Pepo en el Microteatre, un curioso local en Ruzafa -cómo disfruté sintiendo la fuerza, el impacto, la belleza del desconcierto, las risas, los asombros, la ilusión,  provocados por mis cuatro efectos de siempre, invisible, agua, ahorcado, metro, pincho, visa- sino, sobre todo, especialmente, por las gratísimas relaciones humanas compartidas. Conocer personas maravillosas y echar con ellas un rato como el de anoche es, en si mismo, un placer sin igual. Un millón de gracias.

Por lo demás, aprovecho y os cuento como va el proyecto “Q”:

1.- Toros: Sigo asistiendo a la Escuela de Valencia todos los viernes que no tengo Master. Toreando de salón tanto como puedo. Y con los trastos siempre en el maletero, listo para cuando “mi apoderado”, como cariñosamente llamo al maestro De la Viña, me llame para decirme que tenemos vacas. El festival de diciembre sigue siendo mi gran objetivo para este año.

2.- Vela: las 300 de Moraira no pudieron ser. Pero a final de febrero (28.02 al 02.03) si Dios quiere y no se tuerce nada, sí voy a correr las 200 millas A2 de Altea, con “El X”, un precioso IMX38 con el que ya hice un par de regatas la pasada temporada. Alejandro Pastore y yo, mano a mano. Regata exigente, 200 millas no se hacen en un rato, y al ir sólo dos tripulantes la exigencia física es alta, pero bueno, como se suele decir, sarna con gusto no pica. Ya tengo ganas de que llegue, ya. El pasado domingo, por cierto, bajamos Mar y yo el “Magopepo” de Valencia a Denia. Travesía movidita, con 27 nudos de viento y olas más que respetables. Como un campeón se portó navegando a la francesa, solo con su génova nuevo.

3.- Carreras: En ocho días, el 16 de febrero, tendremos el primer gran reto, la Maratón de Cobeña, memorial Alicia Valverde. No llegaré fino, ni mucho menos. Hice 38 días seguidos de Streak Running, eso de correr a diario. Y he seguido luego alternando más o menos, día sí, día no. Solo he bebido alcohol dos días en lo que va de año, hace una semana en Tinto y Oro, con ocasión de merienda cena que siguió a la película “Tú solo” con José Antonio Carretero, Javier Vázquez y Manolo Carrión como tertulianos de lujo y ayer, mágica noche la de ayer, con los compañeros del Master. Y sí, he perdido algo de peso, por los 93 (d.d.C.), andamos, pero claro, no bastará. Habrá que tirar de recursos mentales, desempolvar los viejos trucos del desierto, tener la cabeza muy fría para el análisis y muy caliente para echarle cojones, tirar adelante como sea y terminarla. Alicia se lo merece. A la de Roma, 23.03., espero llegar mucho mejor.

4.- Judo: Aun no he ido ni un día. Martes y Jueves estoy asistiendo de ocho a diez de la  noche a clases de Capitán de Yate, hasta que no termine el curso no creo que pueda sacar tiempo para el judo. Pero vaya, que este año me saco el cinturón negro, con mi hijo Pepe haciéndome de Uke, eso lo saben los chinos.

Y poco más. Las fallas a la vuelta de la esquina, estoy tratando de echar  una mano a mi amigo Miguel Rocafull, Presidente. La presidencia de “De Tinto y Oro” me sigue robando mucho tiempo. Y “La Cuchara Mágica” la tenemos un poco desatendida, y ya me jode, ya, pero a todo no llego. El proyecto “Veles i Gents” parado, de momento, por falta de tiempo y viendo a ver cuándo le pegamos un empujoncito al Camino de Santiago, que nos quedamos en Tembleque y ahí seguimos.

¿Aburrimiento, dices?

Ilusionados saludos.

 

El Quincuagésimo.

domingo, 29 de diciembre de 2013

Hola, amigos, muy buenas.

La vida sigue. Hace un par de días cumplí cuarenta y nueve años. Sí, sí, ya sé que las velas son de 44, pero eran 49. Para la foto le cambié mi 9 por su 4 a Paula, la amiga del alma de mi niña Macarena, que cumplía 14:

 

 

 

 

Pistoletazo de salida del que deseo sea un año muy especial. Medio siglo no es cualquier cosa, no me apetece dentro de 363 días la típica fiesta “sorpresa” y a otra cosa, no.

Para este año me he marcado algunos objetivos. Os sonarán, nada que no hayáis oído antes, sólo que esta vez quiero que se cumplan de verdad.

Por orden:

1.- Toros:  Se podría decir que es mi gran objetivo del año. Torear tanto como se pueda durante todo el año, de salón en la Escuela de Valencia los viernes por la tarde, en el campo cada vez que haya ocasión. Y llegar a diciembre 2014 flaco, entrenadísimo, fuerte, mentalizado,  en condiciones de anunciarme en público, en serio, en ese festival que quiero montar en la plaza de Ondara, a beneficio de la Fundación Abracadabra, arropado por cuatro figuras del toreo. Ese es, hoy por hoy, mi mayor sueño. Y por la tarde todos a Denia, a casa, a celebrar el final del Quincuagésimo proyecto, a brindar por el siguiente medio siglo.

De momento vamos entrenando. Hace un par de semanas me escapé con Mar a lo de Sancho Dávila, en Santisteban del Puerto, Jaen, finca Puertolaca, a tentar un par de vacas. Me acompañaron el maestro Rafael de la Viña, con su preciosa niña, Juncal,  y el novillero local, sin caballos, Daniel García, anotad ese nombre, tiene clase y cojones para hacer dos o tres figuras. El de la izquierda  es el ganadero:

Las vacas salieron extraordinarias. Os dejo un par de fotos, la primera citando a pies juntos. Al fondo, a caballo, Antonio García, padre de Dani, extraordinario picador.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Y esta otra ofreciéndole los pechos a la vaca, que se arranca con bravura a la muleta. Ya os digo que salieron excelentes:

Bueno, ¿además de toros, qué?, se preguntará el lector, si es que queda alguno.

Sigamos con “El Q.”:

2.- Vela: Aquí el reto no se hace esperar tanto, vamos a empezar la temporada corriendo ya en enero (22 al 25.01.14) una regata mítica, “Las 300 millas de Moraira”. La haremos  a tres, Txema, Jose Luis y mi menda con el “Toletum II-Soloabogados”, ese pedazo de First 41S5 que desde el despacho vamos a volver a esponsorizar un año más. Durante al año haremos cinco o seis más, seguras La Sal y La Dragonera, en la que defenderemos el primer puesto de 2013, las restantes por definir. Y espero que caigan dos o tres más con “El X” de Alejandro Pastore. Y en los fines de semana que no haya nada, que en broma, en broma, no serán muchos, seguir divirtiéndome con Mar y nuestro chiquitín en las regatitas de club de Denia, Javea, Oliva o dónde se tercie. Con, además, una semana de crucero familiar, este año, D.m., por Mallorca en agosto, ya estará bien de barcos, ya.

Bueno, y seguir cuidando el “Magopepo”, que este año cumple 46 añitos. Darle mucho cariño, mucho bricolaje, muchos mimos, que se los merece. De momento acaba de estrenar génova y foque. Como un tiro va, a sus años, con todas sus velas nuevas.

3.- Carreras: Voy a correr un mínimo de tres maratones, a saber, Cobeña el 16 de febrero y Roma el 23 de marzo (en ambas estoy ya inscrito),  más Valencia en noviembre. Y, muy probablemente, si para mayo ya estoy flaco, flaco, de verdad, una larga, o los 101 de Ronda, o la Maratoimitja de Castellón al Penyagolosa, ya veremos. Pero el gran objetivo, el de verdad, es llegar al 19 de octubre como nunca y correr ese día, aniversario de lo de Alicia, la carrera de mi vida, la media maratón de Valencia en compañía de mi hijo Pepe. Será su debut en media maratón y, desde luego, si quiero ir con él, ya puedo espabilar, está haciendo los 10K en 44´, pesa 60kg., entrena a diario, en fin….

No me pongo objetivo de triatlón. No, al menos, “oficialmente”. Si se me cruza alguno en el camino, ya se verá qué se hace.

4.- Judo: Este año, sí o sí, me saco el cinturón negro, con Pepe haciéndome de Uke.

Para cualquiera de ellos necesito imperativamente ponerme flaco cuanto antes. Además de cuidarme, limitar tanto como sea posible comidas, cenas, saraos, catas, fiestas y eventos varios, lo que, en mi caso, no es fácil, de verdad os lo digo, entre Cuchara Mágica, Circulo de Ilusionistas, De Tinto y Oro, la Falla, el Drink-Team, la Peña Despacito y algún que otro compromiso profesional, no es fácil, digo que, además de cuidarme, me he apuntado a una historia que está de moda entre corredores, “streak running”, le llaman. En síntesis, se trata de salir a correr todos y cada uno de los días del año, un mínimo de 20 minutos. De momento llevo cuatro días, veremos cuánto aguanto. Pero vaya, esto no es en si mismo un objetivo, sino una ayudita. Al menos por ahora, si aguantase meses y meses igual ya le cogía cariñó a la idea de echar un año entero.

Ensanchando la vida.

Ilusionados saludos.

No hay comentarios

Categoria: General, Maratón, Toros, Vela | Tags:

¿Elbaqué?

lunes, 23 de septiembre de 2013

Hola, amigos, muy buenas.

Lo que no puede ser, no puede ser y, además, es imposible.

Durante doce semanas, más o menos, he hecho como que no me daba cuenta de que llegar al Elbaman, triatlón de distancia Ironman en el que estoy inscrito para este próximo domingo, era imposible de toda imposibilidad. He seguido ilusionado, nadando cuatro ratos, alguno incluso a gusto (recuerdo especialmente un llamemosle entreno en Palma y, sobre todo, el de Illetes, Formentera, veinticinco minutillos entre barcos fondeados en el paraiso). He hecho alguna salida con la bici, casi cuatro años llevaba sin tocarla, han sido dos de 20km., dos de 40km. y una de 45km. Y he trotado media horita un par de veces por semana, algunas tres. He hecho tres sesiones de yoga, qué gusto, y un par de gimnasia/P.F. en Correcaminos, con Miguel Rubio, como en los viejos tiempos. Llegando a ver el 95 en la báscula en un par de ocasiones, que no es dato para echar cohetes, pero mejor que los 102 con que volvimos de la Feria de Sevilla ya son. Las barbaridades se han contenido algo, de alguna comilona, de alguna borrachera, de algún sarao ya me he quitado, no de todos, claro, de todos no, pero sí de más de uno.

Resumiendo, que tener el reto ahí, a la vista, me ha venido bien, he recuperado algún que otro buen hábito, me he medio cuidado un poco. Pero, ni de coña ha sido suficiente. Probablemente ya lo sabía, cuando decía que sí, que sí podía, el primero que sabía que no era cierto era yo. Pero bueno, ha estado bien mantener cierta ilusioncilla. Hasta me atreví la semana pasada a embutirme un día en el neopreno y echarme al agua, ilusionado perdido hasta que de puro gordo lo reventé.

La pseudo-preparación, el paripé, si lo preferís en términos más crudos, terminó el pasado viernes dándome el capricho de atreverme con una salida en bici que añoraba de verdad. Mi clásica “Valencia-Denia”, de casa a casa, de puerta a puerta, 90km. que en los viejos buenos tiempos hacía como quien se fuma un puro. Los hice, sí, pero de qué manera. Me pusieron en mi sitio sin tonterías, bien puesto. Hasta Cullera (km. 40), medio decentemente, a partir de ahí, un calvario. Antes de llegar a Gandía (km.60) ya sabía que el Elbaman, si se hace, no será este año. ¿2014? por qué no, ya veremos. En Oliva (km. 70) tuve que parar a tomarme un par de horchatas, acalambrado perdido en los cuadriceps. Los mismos calambres de Klagenfurt 2007, solo que ahora 110km. antes de meta…. Los últimos diez se me hicieron eternos, metro a metro, con una pájara de caballo, dolor de pies, che, una mierda. 4h.45´para 90km. lo dicen todo.

Presentarme en la salida en estas condiciones sería perderle el respeto completamente a la prueba, a la distancia, a su dificultad, a su leyenda, a mi mismo y a un tatoo que me hice en su día, todo orgulloso y no se merece que le ultrajen. Y sería faltar a mi palabra de 2009, cuando tras terminar el de Calella, también gordo perdido, aunque puede que ligeramente menos que ahora, también sin entrenar adecuadamente, pero sí algo más que ahora, le dije a Mar que era la última vez que hacía uno “en esas condiciones”. Y punto.

A Elba vamos a ir relajados, a echar unos días a gusto, de vacaciones, en familia y a ver a los ídolos, Pedro y Ximo, ellos sí, recoger el premio a sus esfuerzos.

Me quedo con lo positivo, con los cuatro buenos ratos echados en estas últimas semanas, con el reencuentro con la natación en el mar, con la bici, con el gimnasio, con el yoga y con las ilusiones compartidas.

Y de algo servirá esa base. Dentro de ocho semanas es la maratón de Valencia. Y “Soloabogados” vuelve a patrocinar el programa de animación, que si no es así, no las hago. Si todo va bien, estos entrenos veraniegos, con más los que voy a hacer hasta entonces, espero que no caigan en saco roto.

Y, ahora, ya que estamos, hablemos un poco de vela.

Aprovecho y os cuento, en modo telegrama, cuatro cositas de vela:

1.- Algún día el “Magopepo” saldrá en una foto como esa, rodeado de clásicos Muscadets por todas partes. De momento os cuento que hicimos la regata de Oliva, Memorial Pepe Frasquet, mano a mano con Txema. Les dimos a todos diez minutos de ventaja en la salida (otro día os lo cuento). Y ni por esas quedamos últimos, ni en real, ni en compensado. Ya hay otra en mente, ahora en octubre, en Cullera.

2.- Hice, también, la Palma-Formentera el 31 de agosto, a2 con “El X”, de Alejandro Pastore. Un lujo de barco, de patrón, de regata y de cuatro días por las islas.

3.- EL “ToletumII-Soloabogados” ya está en modo regata, listo para la Copa del Canal (11-12-13 de Octubre, Denia-San Antonio). El fin de semana para dejarlo a puntito de caramelo ha sido duro, duro de cojones. Mira que son golfos mis amigos, joder.

4.-  A “De Tinto y Oro”, “La Cuchara Mágica”, el “Drink Team”, la joven “Peña Despacito” y demás pandillas varias se va a unir, en breve, el “Veles e Gents”, un ilusionante proyecto cultural, gastronómico y náutico que llevo entre manos. Ya os contaré.

5.- Acaba de arrancar un proyecto a medio plazo: correr la Fastnet 2015 con un Imoca 60. O, al menos, echar una semana previa en la “Cowes Week” y luego, una vez allí, ver qué pasa.

Ilusionados saludos.

 

 

2 Comentario

Categoria: General, Triatlón, Vela | Tags:

Memorial Pepe Frasquet. El retorno.

jueves, 22 de agosto de 2013

Hola, amigos, muy buenas.

El “Magopepo”, mi querido Muscadet, se botó en 1968. En los dos o tres años siguientes se entretuvo en participar, con éxito, en unas cuantas regatas por Baleares. Las pequeñas chapitas de plata que en aquellos años entregaban a quienes subían al podio todavía lo acreditan, orgullosas, decorando su sencillo interior de madera. Debió ser a partir de 1970 que, o bien dejó de quedar delante, vaya Vd. a saber por qué, o bien dejaron de dar chapitas de plata, o simplemente, lo más probable, por lo que fuese, los sucesivos cambios de armador lo alejaron de la competición.

Es este:

Por aquel entonces Txema, Txemita, mi amigo, compañero de tripu en el “Toletum II-Soloabogados”, apasionado del mar, de la vida, de la gente, no es que no hubiese nacido,no, es que ni se le esperaba. Seis años menos que el barco tiene.

Este próximo domingo, 25.08, nos vamos a dar el capricho, mano a mano, de regalarle al chiquitín una segunda juventud, vamos a darle nuestro particular homenaje en forma de regreso a la competición. Cuarenta y tres años después el viejo 21 pies, uno de aquellos pioneros de la actual clase mini, elegido “bateau de siècle XX” por la revista “Voiles et Voliliers”, digo que cuarenta y tantos años después, va a correr una linea de salida. Será en Oliva, en una regatita de club, entrañable, simpática, sencilla, tradicional, la “Memorial Pepe Frasquet”. Está limpio, reluciente, aligerado de trastos absurdos y pesos innecesarios (con el suyo, con el de su casco de madera enfibrada, su orza y lo que pueda pesar nuestro cargamento de ilusión ya va bien, ya, no necesita más). Hasta un chisme de esos de sujetar el bote de cerveza le he instalado en el balcón de popa para que no le falte nada. Mayor nueva de trinqui, de Concept Sails, o sea, Walter Besteiro, para entendernos, foque y genova limpios de tintorería, huelen bien y todo y spinaker con bolsa nueva, también de estreno -la bolsa, no el spi. La tripulación, por último, o sea, Txema y yo, estrenaremos camisetas del Decathlon debidamente serigrafiadas para la ocasión:

Por cierto, que el domingo nos dio un sustito que, afortunadamente, no fue a mayores. Habíamos subido temprano Txema y mi menda, Denia-Oliva. Podría bacilar diciendo que a entrenar, o a reconocer el campo de regatas, o cualquier chorrada por el estilo. La cruda realidad es que subimos a almorzar como señores en la inconmensurable terraza de su Club Náutico. Ensalada, bocatas y las puntillitas con guindilla y huevo frito que los que conocéis, ya conocéis y los que no, no sé a qué esperáis. Cervezas, unas cuantas. Carajillos quemaditos de ron, dos por barba. Puro, risas, che, la vida que nos merecemos.

No foto, no almuerzo:

Total, que cuando nos hacemos el ánimo de volver a Denia eran las cuatro y pico de la tarde y soplaba ya de caliente el Lleveig nuestro de cada día. Mar y viento de proa. Olas guapas, 22-23 nuditos y allá que nos vamos los dos. Foque, un rizo y el barquito en estado de gracia. Tan bien íbamos que al final le solté la caña y durante más de quince minutos nos llevó el sólo, sin tocarla para nada, amurados a babor, ciñendo a placer. Yo con los brazos abiertos, abrazando la vida, la mirada arriba, a la vela, una mano sobre el balcón de popa, la otra con la cerveza por encima del cabo que hace como de guardamancebos. Txema, sonsoradito de cara, entre el sol y las birras, a unas cinco millas de la costa me anuncia que se baja a liarse un cigarrito. Le pido que aproveche y me suba otra cerveza. Ya os digo, íbamos disfrutando como gorrinos en una charca. Se baja y a los pocos segundos aparecen por el escalón, y por ese orden, por delante su mano con la cerveza solicitada (luego me contó que para no preocuparme en exceso, hay que joderse, el barco con una vía de agua y el colega me sube la cerveza, no me vaya yo a mosquear o algo) y tras su mano, su cara, más blanca que las velas del barco. “Pepo, tenemos un problemilla”, la cara, además de blanca, como de mucho susto, “está entrando agua”, la vocecilla claramente de pocas bromas, “mucha, Pepo, mucha”. Uno de los portillos de metacrilato, concretamente el de proa, estribor, en algún golpe de mar se había ido al carajo, digo al agua. Y, claro, entre que el francobordo no es mucho, la escora y la respetable mar que había, el agua entraba como quería. Lo primero, rumbo a Oliva de nuevo, ya lo dice el dicho, mar de popa es medio puerto, en este caso fue puerto y medio. Achicamos, Txema dice que más de 500 litros, no sé, muchos, el agua la teníamos por encima del plan, a la altura de los tobillos. Reparación de fortuna con la maderita de encima de la tapa de la neverita, unas cuñitas de madera (pinzas de la ropa) y cinta americana a discreción. Y ale, a disfrutar de nuevo, ahora surfeando olas, pero vaya, con el susto aun metido en el cuerpo. Llegando a Oliva de vuela arriamos velas, arrancamos motor, enfilamos la bocana y, mira que risa, el motor que harto de olas pasándole por encima toda la tarde decide que va a participar un poco de la fiesta y se para a veinte metros de las rocas, con toda la mar del mundo por la popa empujándonos contra el puerto, metiéndonos en él, sí, pero con el mínimo gobierno de la caña y la inercia del barco. Sin tiempo material para ninguna otra cosa, vaya, ni para pensar en qué hacer, a palo seco, como Dios me dio a entender, lo metí hasta el bendito amarre 603. No querías caldo, emociones, adrenalina, pues toma, dos tazas.

 

Aquí le tenéis al día siguiente, lunes, amarrados en Oliva, con el hueco del p.portillo que se aprecia en la banda de estribor y todavía sin motor:

Al final, mejor que nos pasara todo el domingo pasado y no en la regatita que, esperemos, sea un poco más tranquila, que nosotros, de verdad, con llegar a la comida nos conformamos.

Lo dicho, amigos, algunos nos veremos el domingo, espero. Al resto ya os la contaré.

Ilusionados saludos.

P.C. del resto, lease preparación para Elbaman, poco que contar. Sí, pero no. 96,8. Chufa.

 

 

No hay comentarios

Categoria: General, Vela | Tags:

Camino a Elba: Semanas -12 y -11.

domingo, 21 de julio de 2013

Hola, amigos, muy buenas.

Quince días sin aparecer por el blog me obligan a resumir en una entrada los entrenamientos de las últimas dos semanas.

Una medio decente, la del 8 al 14 de julio, en la que logré salir a correr/andar cuatro días. Más o menos media hora cada vez, alternando correr 4´con andar 1´. Dos con Josep, mejorando cada día el record de “nuestra distancia”, un recorrido por la playa de la Malvarrosa, viendo amanecer, rematado  con maravillosos baños de esos que te dejan las neuronas listas para el resto del día. Los otros dos días a mi aire, uno por el puerto, otro por Denia. A los que hay que añadir una salida en bici, la primera desde ni se sabe cuándo, con Xelvatico y un amigo suyo, Boro, de esos flacos, puro nervio, pura fibra. Menos  mal que una providencial tormenta nos hizo darnos la vuelta cuando sólo llevábamos media hora. Y tres sesiones, tres, de natación en el mar, 15´cada vez, alternando braza y crol. Añadid un día de bici urbana y seis días de alimentación sana (el sábado no, el sábado dimos de comer en Denia, en casa, a la tripu del “ToletumII-Soloabogados” y, claro…). Resumiendo, que, como digo, una semana, la -12, medio decente. La terminamos con 97,1kg. en canal.

Esta última, sin embargo, la -11 que hoy termina, no se puede decir que haya sido ni siquiera medio decente. Al que le digas que se supone que estamos preparando un triatlón de distancia Ironman corriendo dos días, dos, un día 36´, el otro 25´, alternadno cada vez  6´corriendo y 1,30´andando, que hemos salido un único día con la bici, hoy, Casa-El Saler-Casa, en total 70´y que hemos nadado un día, ayer, 16´ braza/crol…. En fin…. Añadid tres días en los que la dieta se fue a la mierda: miércoles cena con amigos en Alfinach, jueves merienda/cena en Tinto y Oro, tras un precioso acto de homenaje a Francisco Cano, “Canito”, leyenda de la fotografía taurina a sus 100 años y viernes cena con amigos en Náquera.  Y los otros cuatro, pues “comme ci, comme ca”. Al final, 96,5kg. Y gracias, que visto lo visto, aun podría haber sido peor.

Eso sí, las dos semanas se han rematado saliendo con Mar cada domingo a navegar unas horas por la Reserva Marina del Cabo de San Antonio. En nuestro velerito chiquitín, el “Magopepo”, a quien tengo el placer de presentar en este blog.  Un Muscadet de 1968, todo un clásico:

Magopepo5

 

El último fin de semana de agosto podría ser que hasta nos atreviésemos a inscribirnos con él en una regatita en Oliva de la que me han hablado muy bien. Ya os contaré, si llega el caso.

Ilusionados saludos.

No hay comentarios

Categoria: General, Triatlón, Vela | Tags:

TOLETUM II-SOLOABOGADOS.

domingo, 7 de julio de 2013

Hola, amigos, muy buenas.

Os presento a la orgullosa tripulación del “TOLETUM II-SOLOABOGADOS”, tan solo media hora después de cruzar la meta en la Isla Dragonera (Mallorca) el pasado 22 de junio, tras 120 millas de navegación desde EL Balís:

Imagen

Sentados, de izquierda a derecha, Chema, “el segundo de a bordo”, el contramaestre, un apasionado del mar, de la vela, de las regatas, de la vida. Incombustible, luchador, buen tipo. Junto a él, José Luís, armador y patrón. No pierde los nervios, no se altera, domina las situaciones, sin necesidad de dar una voz más alta que otra se hace respetar en cada momento. Mucho más competitivo de lo que aparenta, en regata no se rinde nunca. Este próximo agosto nos vamos juntos de crucero por Ibiza y Formentera, que todo no han de ser regatas en esta vida. A su lado, Federico. Navegante más esporádico, pero siempre dispuesto a echar una mano. En tierra se califica a si mismo como “inofensivo”, sí, sí, “inofensivo”, dice. De pie, a la izquierda, mi menda. A mi lado, JR. Ya no es sólo aquel tripulante siempre animoso, siempre empujando al resto, siempre transmitiendo fuerza y ganas, no. Ahora, además de eso, que lo sigue bordando, está creciendo a la carrera como navegante, a marchas forzadas. Con Jose y Txema somos los cuatro que venimos formando la columna vertebral de la tripu,  haciendo todas las de la temporada. Y, por último, Fernando, tío sereno, tranquilo, dispuesto. Lo dicho, una banda. Tres de Toledo, uno de Castellón y un par de Valencia que, como quien no quiere la cosa, se trajeron para casa el trofeo.

“La Dragonera”, es una regata clásica, de las de toda la vida. Campeonato Autonómico de Catalunya de Regatas de Altura. Y, claro, que llegue una banda como la de la foto, con un barco ¡¡de Toledo!!, con un pabellón nacional como el de la Plaza de Colón, y les levante a todos los favoritos el primer puesto, pues claro, tiene su aquel.

Único barco no catalán de la flota, tras veinte horas navegando le sacamos un minuto y pico al segundo clasificado, el “Duende”, un barco con un palmarés envidiable, con alguna Copa del Rey en sus velas, con el record de la Regata, en fin, el poco menos que unánime favorito al primer puesto. Y casi una hora al “CMR”, tercer clasificado que, según parece, no puso mucho interés, se ve que iban de gintonics, y tal y cual. Claro, claro…

Navegamos la tarde del viernes y toda la noche con asimétrico, A1 arriba, pedazo de vela de “CONCEPT SAILS”, de mi amigo Walter Besteiro (un abrazo, golfo) sin dejar de trimarlo ni un momento, sin desfallecer. Todo el mundo todo el tiempo pendiente de las maniobras, haciendo las cosas bien, muy bien a ratos. José Luis y yo alternándonos a la caña. Pegándonos metro a metro con el Askarretxe y con Enigma, CMR, Merit controlados, siempre a la vista. Por la mañana la encalmadita que nos desespera. Intuimos de donde empezará a soplar, recibimos la mínima brisa con ilusión, spi arriba los primeros y salimos volando hacia la meta. En esa tensión durante la encalmada, en ese no dejarnos ir, en esa concentración estuvo el minutito ese que a la postre resultó definitivo. Lo dicho, una gozada. El resto del fin de semana, en Andratx, muy muy muy aburrido, como fácilmente os podéis imaginar.

Aprovecho y comento que la inmediatamente anterior, la Ruta del Canal, 31 de mayo y 1 de junio, Castellón-San Antonio de Ibiza tampoco se dio mal. Cuartos en real, cuartos en la general (de diecinueve barcos) y terceros de grupo, lo que nos permitió traernos otro trofeito para la península. Buen junio, en definitiva, dos regatas, dos podiums. El ilusionante proyecto sigue creciendo, se van notando los entrenamientos, poco a poco vamos navegando todos un poco más, un poco mejor.

El próximo sábado, 13 de julio, nos juntaremos todos en Denia, en casa, para uno de esos arroces con balsa, copas y tarde por delante que tanto nos gustan.

Por lo demás, aprovecho y os hablo un poco de Triatlón. Sí, sí, tririquitran, tran, tran, estamos otra vez triatléticos perdidos. De hecho esta entrada, de no ser porque el Toletum se la merece más que yo, iba a haberse titulado “Semana -13”. Sí, amigos, estoy de nuevo en el camino, tratando de adelgazar a marchas forzadas, de ponerme en forma a la carrera, para ver de hacer en tres meses lo que no he hecho en tres años y plantarme el próximo 29 de septiembre, a las 7:40 de la mañana en la linea de salida del “ELBAMAN”, con 3.800m. de natación, 180km. de bici, 42.195m. de carrera a pie y un larguíiiiisimo día por delante. Esta semana que hoy termina, la primera medio seria, la cierro con tres entrenos de carrera a pie/andar (6 x 3´30´´/1´30´´), por la playa, con Josep1 + una sesión de natación, ayer, diez minutos seguidos en la Malvarrosa, alternando braza y crol + dos días, ayer y hoy en los que me he movido por Valencia en bici de paseo + siete días, siete, los siete, cuidando en serio la alimentación, lo que nos ha permitido pesar ya “sólo” 98,2kg. Tres menos que hace unos días.

Pero vaya, tengo claro que lo importante de verdad es que las neuronas se han alineado, que estoy decidido, que lo veo claro, que vuelvo a perseguir un sueño, un anhelo, un deseo. Vamos a ir compartiéndolo, si te apetece, quedan todavía doce semanas, todo un mundo.

Ilusionados saludos.

1 Comentario

Categoria: General, Triatlón, Vela | Tags:

Navegador: « Entradas Anteriores |

 

© Digitus web & multimedia · Diegolleo

 
This site is protected by Comment SPAM Wiper.