Hola amigos, muy buenas.

33/44, que diría el esponjas.

 Tras una semana dura de verdad, con muchiiiiiisimo stress, cuarenta cosas a la vez en la cabeza, reuniones de la directiva de la falla lunes y miercoles, con, además, la organización de la cena de falleros de honor el viernes, solapándose todo con reuniones del comité organizador de la maratón de Valencia martes y jueves, con toda la semana loco coordinando los diferentes puntos de animación, ultimando detalles, reservando comida para los amigos el sábado, montando la del domingo en Tinto y Oro, che, tras una semana que no le deseo (en cuanto a nervios, tensión, ansiedad, se refiere) ni a mi peor enemigo, ayer, domingo, por fin, tocaba solo correr, disfrutar y ser feliz.

 La trigésimo tercera vez, la de ayer, estuvo francamente bien. Correr una maratón por tu ciudad, con cientos de amigos dentro y fuera de la carrera jaleándote, animándote, es un privilegio. Correr “en casa” no es comparable a nada, llegar al puerto, km. 40,5 y encontrarte la que me tenían liada allí todos los amigos de la falla, indescriptible, sin parangón. Me emocioné de lo lindo, gracias, chavales.

 La carrera no es perfecta, ninguna lo es, pero en mi opinión, dejándonos de falsas modestias, estuvo bien, francamente bien. Podría ser un punto de partida óptimo para, desde lo que ya hay, consolidar el año que viene la mejor maratón del mundo. Ya veremos, el jueves hay asamblea en el club, haré algunas propuestas. La parcelita en la que llevo unos años tratando de echar una mano, la animación popular, poco a poco va mejorando. O, al menos, yo quiero creer que es así.

 En cuanto a mi particular experiencia, deciros que fue muy buena. Es curioso, he releido hace un rato lo que escribí hace un año (18.02.08) en este mismo blog, en el histórico de febrero lo teneis todavía archivado, y podría decirse que fuese la crónica de ayer. Mismos tiempos, mismas buenas sensaciones, misma satisfacción. Hasta al día siguiente, lunes, como también hoy, hubo entonces, hace un año, asamblea general del CIVAC.

2h.11´al paso por la media maratón, 4h.55´en meta. Relajado, a gusto, hoy estoy como si no hubiese corrido. Nuevo, perfecto.

Aunque, la verdad, cuando de verdad se disfrutó ayer fue precisamente a partir de las dos de la tarde, en Tinto y Oro, con Garbancito y Pilar, Special Force y Lola, Berruezo y Maria Luisa, Josepepe y Alicia, Teresa y Javier y todos los nanos. Casi mejor que, si quieren, lo cuenten ellos, que a mi me da risa. Hasta logré que Berruezo entendiese (y me daba la razón, cuando a la gente se le argumenta bien no puede sino aceptar que las cosas son como son) que en Ronda no habrá color. Insisto, todo bien argumentadito, sin tonterías, al final nadie daba un duro por el exiliado mesetario. En fin…

Lo dicho, una más.

Y, como siempre, un placer.

Ilusionados saludos.

P.C., mención especial a Mª Helena, la morenita, debutante. Enhorabuena, campeona, me alegro mucho de tu buena carrera.

P.C. II, la semana, además de la maratón, se limitó, en lo deportivo, a salir a rodar lunes 30´y miercoles 40´.

P.C.III, el próximo domingo, Barcelona. Aprovecharemos que la salida es media hora antes para, si Dios quiere, hacer 2h.15´en la primera media, 3h.15´en la segunda y, aun así, llegar a la misma hora a comer.

P.C. IV, a ver si mañana o pasado cuelgo alguna foto mía, que me consta que me hicieron unas cuantas.

P.C. V, interesante ver como el propio Hoffman ha pasado a asumir que tras lo de ayer ha perdido ya la condición de favorito para Ronda. Ved su blog, vedlo y vereis. Él es el primero que se ha dado cuenta.