Hola amigos, muy buenas.

 Tras una semana dura de verdad, de stress, de agobio, de problemas, de verlo todo gris marengo, tirando a negro, el viernes por la tarde cogí los bártulos deportivos y me escapé a Altea, a participar, siquiera como medio intruso, en un Campus de Triatlón organizado con todo el cariño del mundo por la gente de Dorsalcero.net, esto es Pablo Cabeza, mi entrenador, Jose (Vive) y Juan Diego, más conocido en los ambientes como Serfinisher. Buena gente, muy buena gente, los tres.

 Sin entrar en demasiados detalles, mi estado de forma a estas alturas tampoco me permite disfrutar de cada entrenamiento, sí hay que decir que el fin de semana ha sido, en lo deportivo, variadito y muy enriquecedor. Natación en la piscina el viernes +  2h. de duro trekking por la montaña el sábado prontito, luego gimnasio, comida, corrección postural en la bici, agotadora sesión de spinning y premio en el spa + natación soñada en el mar el domingo temprano y un garbeo suave con la bici. En lo personal, inmejorable. El extasis lo rocé ayer domingo, tras la vueltecita suave en bici a mi aire (el resto del grupo, mucho más fuertes que yo a estas alturas se fueron para una salida más larga y dura) me fui paseando hasta la plaza de la iglesia de Altea. Me senté al sol, en un banco frente al mirador que da al inmenso azul y mientras una desconocida violinista se ganaba unos eurillos tocando para mi “la vie en rose” cerré los ojos un par de minutos, reflexioné, organicé un poco las convulsas neuronas y para cuando los volví a abrir las cosas se habían empezado a recomponer. Son momentos mágicos, es Altea. Tres cervecitas en la plaza, al solete, leyendo relajadamente el periódico, completaron la terapia. Para cuando me incorporé de nuevo al grupo, al fantástico grupo, para la comida de despedida, mi mente, ya en perfecto estado de revista, se entretenía, como de costumbre, en organizar nuevas citas, planear nuevas reuniones. Hasta a la 1ª Macrotriatlón de los Parques Naturales de la Comunidad Valenciana le pusimos fecha. Si te gustan estos líos, toma nota, será los días 11, 12 y 13 de septiembre de 2009. Ayer se pre-adjudicaron los diez primeros dorsales. No te duermas, que sólo habrá cincuenta.

 La semana se resume en tres sesiones de natación (lunes con Vanessa, viernes campus, domingo en el mar), dos de bici (spinning + paseito en campus), dos de carrera a pie (lunes y trekking sábado, con un descenso haciendo el cabra que me recordó los tiempos en que corría medio bien por montaña), una de P.F. (lunes), otra de yoga (miercoles) y otra de gim (sábado). Menos da una piedra.

Ilusionados saludos.