Hola amigos, muy buenas.

La semana pasada, -7, la del viernes golfo en Madrid (Asador Imanol+Milford+toros, la tarde, por cierto, de la corná chunga a Julito Aparicio, al que hace veintitrés años vimos Mar y yo cortar un rabo en Gandía, en su debut con picadores+gambas de las de verdad en El Barril), tuvo, además, un día de natación  (1.000m. variaditos), uno de bici (2h.), otro de correr/andar un ratillo y, sobre todo, un par de días de montaña por la Sierra de Guadarrama. El sábado se trataba de hacer en el tiempo límite de la organización los dos primeros controles del Gran Trail de Peñalara, sí, el del 3 de julio. Ni de coña, para el primero dan 4h., tardamos 5h.40´, sin comentarios. Pasamos de intentar siquiera el segundo y nos fuimos a Manzanares, a tomar cañas. En todo caso, 6h.50´por la montaña, todo suma. El domingo tampoco pude hacer “íntegra”  la Integral de La Pedriza, con ocho años y veinticinco kilos más  que la primera vez, bastante se hizo con aguantar un buen rato con los viejos camaradas (hasta casi arriba de Las Torres) y regresar a tiempo de darme un baño en el helado río y compartir una comida entrañable. Otras buenísimas 4h.40´ de montaña a la saca. Lo dicho, todo suma.

Aun sin haber completado ninguno de los dos días previstos, llegué a casa molido, con agujetas y, desde luego, muy satisfecho con el fin de semana.

Esta que hoy termina, la -6, ha sido más tranquila. “De descarga”, se podría decir para no sentir remordimientos. Lunes, martes y miercoles, nada de nada. Jueves, 36 minutillos de satisfactoria carrera a pie por la playa (11´seguidos + 2´andando + 6´seguidos por la arena blanda + 5 ´descansando + 12´seguidos). Viernes viaje a Murcia, de trabajo, con comida para hablar de la Maratón des Sables 2011 con Stani y un par de amigos suyos, Pilar y Antonio, muy agustico. Faltó Garbancito, al que voy a pegar un par de collejas cuando le pille por ahí. El garito, por cierto, muy recomendable, “La Vieja Ermita”. Ayer, sábado, bici, 52km. en 2h.30´, sin novedad, Valencia, Mareny, horchata con fartón, Valencia. Hoy tocaba montaña, le he metido mano al Montgó, con el que no pude hace más o menos un mes. He subido tranquilo,  a mi aire, en 1h.45´, he completado hasta las dos horas trotando por arriba y he bajado ligerito en 1h.15´. Otras 3h.15´a la pera.

No sé si terminaré el GTP, la lógica parece indicar que no, que es utópico pensar que lo pueda completar, sobre todo por los p.controles y p.tiempos de corte, por lo de pasar Claveles y bajar de Peñalara a La Granja de noche, por lo duro del recorrido, por lo gordo que sigo, che, que es poco menos que imposible. Pero es que esa palabreja siempre me ha gustado tanto…. Además, que me quiten lo que estoy disfrutando con la pseudopreparación.

La semana que viene parece que podría salirme medio ortodoxa. Algo así:

Lunes: carrera a pie, 45´+ gimnasio.

Martes: montaña, Montgó, repetir lo de hoy, 3h.15´, aprovechando que he de ir por Denia a hacer una gestión+ natación al medi día.

Miercoles: yoga + carrera a pie, 40´+ gimnasio.

Jueves: bici 2h. + natación.

Viernes: bici 2h.30´+ judo.

Sábado: bici 3h. + Capea con los amigos de  Tinto y Oro, probablemente una de las últimas oportunidades de verme con una muleta delante de  una vaca.

Domingo: Según quede lo del sábado, el domingo caerán 3 o 4 horitas, ya veremos si de bici, de montaña o directamente de siesta.

Quedan cinco semanas. De estas, digamos, “normales”,  tres. A ver si las aprovecho al máximo. Luego me iré una semana entera al Pirineo, a hacer una travesía creo que preciosa, “La Senda de Camille”, será una especie de desconexión neuronal que, además, me debería servir como puesta a punto final. Y la última, la del descanso definitivo para llegar con ganas de meternos 30 horitas seguidas de tute.

Ilusionados saludos.