Hola amigos, muy buenas.

Es complicado contar en una entrada del blog tantas cosas como han pasado en los cuatro días que ha durado el mejor Congreso Mágico de la historia española.

Sin ánimo exhaustivo, a vuelapluma, de lo que me acuerdo que me ha gustado:

Jueves tarde, Gala Ensalada, dirigida por Nacho Diago, buen amigo, excelente mago, mejor persona. Tres artistas impresionantes, a cual mejor. Avner “The Eccentric”, mago, mimo, clown, genio, crack, un fuera de serie. Con una escoba y un sombrero nos tuvo media hora descojonándonos de risa. Viene de Hawaii, por cierto, dicho sea como pequeño guiño a mis lectores triatletas. Charlie Frye & Co. , cabaret en estado puro, muy bueno, actuar entre Avner y David Williamson es como torear entre Manzanares padre y Ponce, por poner un ejemplo. Pues bueno, Charly Frye estuvo, como mínimo, a su altura. Claro que cuando Liza Minelli dice de tu show que es uno de los mejores que ha visto en su vida, o cuando el público de Las Vegas, democráticamente te elige como el espectáculo del año, pués joder, tampoco es tan de extrañar. Y David williamson. Sin comentarios, está loco, es imprevisible, impredecible, nunca sabes por donde va a salir. ¿Es el mejor? Muchos dicen que sí, sin duda. Otra media hora de risas y más risas. ¡Pedazo de Gala, Nacho, ya te lo dije por la noche en el Piano Magic Bar, chapeau, nano, chapeau!

Después de la cena, Gala de close-up, “Cercamanía”, dirigida y presentada por Perete. De las galas de magia de cerca que más me han gustado hasta la fecha. Bueno, la que más, qué coño, la que más. Por variedad, mientras normalmente en este tipo de galas corres el riesgo de ver cartas, cartas, cartas, cartas y alguna baraja, en “Cercamanía” hubo cartas, música, monedas, risas, cubiletes, tahures, gordos, flacos, suecos, italianos, alemanes, finlandeses, argentinos, ya digo, variedad, mucha variedad. Por el lugar en que se montó, la sala Matilde Salvador, en la sede de la Universidad, Calle de Nau, una sala coqueta, reducida, donde todo el público podía seguir la actuación perfectamente, no a través de pantallas. Con luces, ambiente, escenario, todo perfecto. Bueno, y sobre todo, por el increible nivel de los intervinientes: Dennis Behr, cartomago, alemán, un flipe, Giacomo Bertini, fiorentino, monedas, monedas, monedas, Tom Stone, me quedo con sus cubiletes, Iñaki Zabaleta, campeón del mundo de cartomagia y, por último, los Fat Brothers, más de trescientos kilos de pura magia. Gea, Daortiz y Engblom que en estos dos últimos años han revolucionado los Estados Unidos de la Magia. Que se dice pronto. Che, un pedazo de gala.

De ahí al Ateneo, a seguir la fiesta en el Piano Magic Bar hasta las cuatro de la mañana. Por allí se dejaron caer algunos amiguetes, lo que los magos llamamos “profanos”. Desde Madrid vino Joaquín, también conocido en los foros de atletismo y ultrafondo como “pianista”, Nieves “Viento del Sur”, Caminante, soñadora, salsera de pro, asidua de este foro, su amiga ¿Vicky? y un viejo conocido de los años de juventud, Javi “el Rayo”. Fliparon por un tubo. Pero claro, no es para menos si Dennis Behr y Miguel Angel Gea se sientan a tu mesa y se ponen a hacerte juegos, Jorge Blass departe un rato contigo en animada charla, el Mago Migue (otro de mis ídolos de siempre) se toma una copa contigo, te cuenta su mejoría del accidente de moto y, para que se vea que ya está casi bien se sienta un rato al piano y toca músicas mágicas, convirtiendo la noche valenciana en medio granadina, Lennart Green se exhibe en una mesa, allá, en la otra, Dani daortiz lanza las cartas al aire y caza la firmada por el espectador con los dedos del pie, etc.,etc.,etc. Joder, sólo faltaba que no se hubiesen ido alucinaditos.

Era jueves, todavía era jueves, el Congreso no había hecho sino empezar…

Mañana más.

Nostálgicos saludos.

P.C. (Por Cierto), ya que estamos: Me han admitido en Sables. Eso quiere decir que del 27 de marzo al 6 de abril de 09 me voy a participar en una prueba supuestamente dura de verdad. Dicen, ya veremos. Si alguien quiere sponsorizar una expedición al desierto, si siempre deseaste que tu nombre paseara una semanita, 250km. por el Sahara, en la camiseta de un chalado, no lo pienses más, es tu momento. Uno de los bolsillos de la mochila queda reservado exsclusivamente para barajas, pañuelos, cuerdas y demás cachivaches. Que todo no va a ser correr por las arenas.

En cuanto a los entrenos, bueno, la semana pasada, obviamente, nada. Para no mentir, el miercoles troté 25 minutos y el domingo bajé a la playa con el “grupo de entrenamiento de la falla”, imagina, que decía Lennon, a andar media hora intercalando seis veces un minutillo trotando. Lo que, por cierto, para lo perjudicado que estaba yo a esas alturas de semana no creais que no tuvo su mérito. Ayer, lunes, seguí descansando, parte por trabajo acumulado, claro, parte por debilidad física, agotamiento, un medio trancazo, resfriado, pocas ganas, en fin, de todo un poco. Hoy ya he salido a trotar 33´, bien, sin novedad. A ver si mañana le pongo un correo al mister Pablo y organizamos un poco las próximas dos semanas.

Ilusionados saludos.