Hola amigos, muy buenas.

Debo haber contado ya, supongo, que este año, como teníamos pocas cosas a que dedicarnos, Pepe es presidente infantil de la falla. Eso supone acudir a todas las presentaciones del sector (13 presentaciones falleras llevamos en el último mes y medio), a todos los actos de tu falla, sin excepción y, además, a alguno que otro al que te invitan otras fallas, vecinas, amigas. De estas últimas la de Blocs Platja organizó el pasado domingo un acto precioso, entrañable, al que nunca habíamos asistido. El cant de l´estoreta. La comisión infantil de cada una de las fallas participantes organiza una comparsa, los nanos interpretan una especie de obrita de teatro/pasacalle/cabalgata durante la que, además interpretar el cant de l´estoreta que da nombre al acto -canción tradicional valenciana- recrean algún personaje relacionado con la historia del Cabanyal, Canyamelar o Malvarrosa.

Pues bien, mi sorpresa fue grande al ver que entre los diversos personajes elegidos por cada falla (Blasco Ibáñez, Sorolla, muy original, por cierto,  “el sueño de Sorolla” que interpretaron unos crios, el pintor se queda dormido y sueña como sería su Valencia dentro de un siglo, con Formula 1, Copa América, Ciudad de las Artes y las Ciencias, etc., luego se despierta y vuelve al cuadro que estaba pintando) pues, como decía, entre esos personajes tan conocidos, una de las fallas va y dedica su obrita a mi admirado amigo Gurrea. Un chavalín, supongo que nieto, o sobrino nieto, o amigo, o vaya Ud. a saber quién era y de dónde había salido, interpretaba a Juan. Iban recorriendo su vida, sus éxitos en el Nacional de Jaca, sus números internacionalmente reconocidos, sus pasión por la magia y por el Marítimo. El nano se presentó con una caja de Juan, rotulada “MAGO GURREA”. De su caja vacía empezaron a aparecer pañuelos, luego hubo una muy mágica aparición de banderolas, serpentinas, hasta de su boca salían sin parar cintas y cintas. Con ser bueno, correcto, muy digno, lo de menos es lo que hizo el chavalín. Lo importante es que se tributó público y merecido homenaje a un gran tipo, excelente profesional y mejor persona.

Juan es idolatrado en todo el Marítimo. Por allí andaban sus vecinos, falleros de siempre, los miembros de su querida Hermandad del Santísimo Cristo del Salvador y del Amparo, sus gentes. El domingo Juan se sintió muy querido, respetado, admirado por todos, no cabía en la silla de pura felicidad. Es bonito eso de que a la buena gente se le reconozca de vez en cuando. Preferiblemente en vida.

Que la falla en cuestión se llevase, además, el premio especial a la mejor recreación del personaje no fue sino un plus de satisfacción.

Alguno de los amiguetes que pasais de vez en cuando por aquí estuvisteis en Valencia con ocasión de los eventos pre-maratón del 2004. Entonces echamos una tarde muy agradable en el local del CIVAC disfrutando de aquella gala que tuve el placer de presentar. Pues bien, para que os situeis un poco, Gurrea, el homenajeado anteayer, no es otro que “aquel señor tan elegante que hacía como nadie la magia clásica de toda la vida”. Sí, el de la aparición de la lámpara. ¿Lo recordais, algunos?

Pues eso, amigo Juan, si por una de aquellas pasas por aquí, sepas que es un lujo haber compartido contigo tantos buenos ratos, tantas cenas, tantos lunes mágicos. Pero, sobre todo, lo es el pensar en los que, D.m., nos quedan por vivir. Esos son los mejores. Maestro, un abrazo.

Domingo: 3h.15´de bici, Valencia-Faro de Cullera-Horno del Mareny-Minipizza y Acuarius-Valencia. Bien, sin problemas.

Lunes: Natación con Vanessa (y su novio, Zuri, un buen tipo que se te pone en la calle de al lado a hacer pies, con tabla y va bastante más deprisa solo con los pies que tu nadando todo lo mejor que sabes, ¡qué depresión!). Más o menos debieron ser unos 1.100m.: 200 calentamiento + 3 x 150 (50pies/50brazos/50crol) + 3 x 50 técnica + 4 x 25 contando las brazadas y tratando de ir rebajando, con resultados de 28, 26, 21 y 20, respectivamente + 4 x 50 (ida en 20 brazadas, vuelta braza). Muy bien.
Y carrera a pie, estrenando zapas, que eso siempre motiva. 47´con Yolanda Mir, triatleta, futura IM finisher en Zurich, está fina, fuerte, motivada, va a triunfar en Suiza. Lógicamente, ella iba de cháchara, de paseo, muy muy despacito, a 140 pulsaciones medias y yo hice el entreno de calidad del año, no sé las pulsaciones pero muchas. Eso sí, llegué contento y satisfecho.

Hoy toca descanso. Se agradece.

Ilusionados saludos.