Hola amigos, muy buenas.

A ver si me acuerdo de como se ponían los enlaces. Así, de paso que practico un poco os presento a un gran tipo, todo un personaje, con sus partidarios incondicionales y detractores acérrimos, indiscutible -y, no obstante, discutido por la mediocridad general, claro-, genial, amigo de sus amigos, fiel a sus clientes, divertido, brillante, che, por decirlo en términos más modernillos, todo un crack.

Señoras, señores, con todos ustedes, Juan Ferrer, “El Enópata”. A él debo el recibir una vez al mes correos como el que transcribo: “El proximo martes día 29 de enero, si no recibimos aviso de lo contrario, os enviaremos los vinos seleccionados a vuestras casas. Os recuerdo que la selección estaba compuesta por el champagne André Clouet Grande Reserve Grand Cru, de todos vosotros conocido, y seleccionado por aclamación, el siguiente vino es un clásico del Rodano sur, elaborado con Garnacha, Syrah y Monastrell, se llama Châteauneuf du Pape “Les Bartevelles”, y su autor es Jean Luc Colombo, un viejo conocido de todos, seguimos nuestro viaje vinicola hasta Australia, donde hemos descubierto una garnacha que enamora, curiosamente esta variedad está muy arraigada allí, y la que elabora Kilikanoon, tiene si indeleble firma de voluptuosidad y calidad. Volvemos a Europa, con un peculiar gewurztráminer elaborado por Von Buhl, seco, mineral y apasionante, como casi todos sus vinos, y terminaremos con un originalísimo vino de la tierra de Dartagnan, la Gascuña, elaborado por Domaine du Tariquet con Petit Manseng, una variedad indígena del sudoeste francés, con la que se elaboran exquisitos vinos de postre, que llaman a gritos a los excelentes hígados de pato y oca que se elaboran en esa región.” Joder, con un correo así, ¿quién puede negarse? Esa misma selección, por cierto, es la que voy a utilizar para una cata informal, sin pretensiones, que organizo el martes 11 de marzo, para los amiguetes de la falla, aprovechando que todavía podré andar sin problemas.

Por cierto, si entrais en su web, no dejeis de leer len el diccionario la definición completa de enópata. Es buenísima.

De paso, ya que estamos, aprovecho y os cuento:

1.- Que los entrenos van de lujo. Sin fallar ni un sólo día. El viernes, efectivamente, primero recuperé la carrera a pie que me debía del jueves, luego hice la natación del viernes con Vanessa (1.300m., variaditos, los últimos 300 fueron 6 x 50, 25 br/25 crol a saco) y, para completar la jornada, me metí uno de los mejores entrenamientos de judo de mi vida, muy fuerte, poderoso, feliz. El sábado me limité a dar un garbeo de hora y media por el rio, con la bici de paseo. No pude con las cuestas, estaba molido de la víspera. El domingo hice 2h.20´de bici, la ida, hasta el Mareny, en 1h.14´, bien. La vuelta casi todo el tiempo acoplado, a tope, con plato grande mucho rato, adelantando gente, sorprendentemente bien, en 1h.05´. Ayer lunes nadé 900m. variaditos y luego corrí 1h.12´, incluyendo las 4xcuestas y 4xgradas que no había hecho el sábado. Perfecto. Hoy me toca descanso, lo agradeceré. Resumiendo, que todo va muy bien.

2.- Que cada vez peso menos. Hoy 91,5kg. Y bajaaaaaando. La semana pasada tuve el viajecito de tres días a Madrid, la incursión catalana el jueves, cena en la falla el viernes y comunión importante el domingo, de los nanos de Lalo, socio fundador de la Joven Peña Gastronómica “Despacito”, de las de comer y beber de verdad. Me porté como un hombre, ni una gota de alcohol, comí lo justito. Esta semana el único escollo difícil es la cena del jueves, asamblea mensual de la Asociación Gastronómico Cultural “De Tinto y Oro”. Se contará.

3.- Que en breve habrá algunos cambios en el blog, espero que de vuestro agrado. Se ruega permanezcan atentos a las pantallas.

Ilusionados saludos.