Hola amigos, muy buenas.

Buen fin de semana, os cuento: el sábado 1h.40´ muy relajados, para unos 12-13km. con Ron, por la playa, alternando de todo un poco, trotecillos por la arena blanda, otros por la dura con tramos andando rápido, paradas a juguetear con otros perros, variadito, de todo un poco, pero sin forzar lo más mínimo en ningún momento.

Ayer, domingo, hice la II Mitjahalf maratón, una media informal, entre amigos, muy divertida. Surgió el año pasado a iniciativa de Bernard, más conocido en los ambientes como “Milerunner”. Se trata no de una carrera propiamente, sino de un entreno colectivo de socios de Correcaminos y amigos, gente que anda preparando la maratón de Valencia y, os podeis imaginar, andan todos como motos. Se corre por el río,  dos vueltas a un circuito bien medido, marcado en plan casero pero suficiente, con avituallamientos y prácticos (los mismos de la maratón) para diferentes ritmos y horarios. La gracia está en que en vez de salir todos a la vez se dan diferentes salidas para acabar a la misma hora y luego marchar juntos a almorzar. Ambientazo de gala, muy recomendable.Yo, obviamente, no iba a ir con ningún grupo, salí solo, a mi bola, el primero. Y le pegué algún mínimo recorte al recorrido, sin maldad, calculo que debieron ser unos 18-19 kilómetros que me tuvieron entretenido, en total, 2h.06´, a saber,  1h.15´corriendo despacito, sin parar + 5´andar y tomar un gel de powerbar que me dió la vida + 10´correr muy fuerte, muy bien, con buenísimas sensaciones + 5´andar rápido + 10´correr fuerte + 5´andar + 10´correr fuerte´+ 6´correr a toda leche. Por la tarde agujetas, sensaciones de vacio, siesta de pijama y orinal, che, estaba como si hubiese corrido una maratón. Reventaito pero contento.

Con los entrenos de lunes y miercoles la semana termina con unos 40km. repartidos en cuatro salidas a correr + 2 días de PF. Menos da una piedra.

Hoy he ido a yoga al medio día y mucho me temo que eso será todo. Mañana más. A ver si me pongo las pilas con el material, los velcros, la comida y todo eso que se supone que he de llevar a Sables dentro de ocho semanas, que ya va siendo hora. Ilusionados saludos. P.C. : Los garitos reseñables de la semana se limitan a la habitual visita al Enópata el viernes al medio día y a una cena familiar en la Cantinella el sábado. De lo más clásica, por tanto, la cosa. En ambos casos, por cierto, por culpa de Josepepe, lector furtivo de este blog.