Hola amigos, muy buenas.

El velero de la foto es el “Jambo”, un First 36.7, auténtico fast design racer diseñado por el neozelandes Bruce Farr cuyo armador y patrón, Julio Sánchez, extraordinario navegante, buen amigo, mejor persona, ha tenido la osadía de incluirme en su tripulación para disputar el Campeonato de España de Regatas de Altura.

La primera, la del debut, la que se supone que nunca se olvida, la “Torrevieja-Formentera”, 112 millas, la corrimos la semana pasada. Salimos el jueves a las 11 de la mañana, salida perfecta, por Tabarca pasamos los segundos de la general, seguimos muy bien clasificados toda la tarde, cayó la noche y el grueso de la flota se convirtió en unas lucecitas que nos seguían a lo lejos. Por momentos llegué a soñar que la ganábamos. Luego se impuso la cruda realidad, íbamos cortos de tripulación, sin poder establecer guardias y turnos de descanso, cometimos un par de fallos, yo todavía tengo mucho que aprender, bueno, al hacerse de día, por arte de birlibirloque los que iban detrás habían pasado delante. Las últimas ocho o diez millas fueron realmente emocionantes, recortándole al “Pulpo Negro” más de media milla, grado a grado, metro a metro hasta llegar a la línea de llegada, Faro de La Sabina en plan foto finish. Al final terceros de clase (R-2), quintos de grupo (R1+R2) y décimos en la general (de un total de 19 embarcaciones).

Llegamos a eso de la una del medio día del viernes. Ducha, cervecitas, picoteo y, sin más trámites, directos con Julio, el patrón, Carles y Luis al paraiso, digo al Tiburón, un espectacular chiringuito sobre la playa de Illetes (¿Porqué hay gente que se va al Caribe, joder?) donde enseñamos a la camarera a preparar gintonics como dios manda. El sábado alquilé una Vespa para darme unas vueltas por la isla, Cabo Barbaría, compras de recuerditos para Mar y los nanos, etc., comida de clausura y entrega de trofeos en un impresionante Beach Club en Mitgjorn y zarpamos de regreso a Denia. No sin antes fondear frente al Tiburón, darnos un bañito de despedida y bebernos una botellita de cava mientras pensábamos que, oye, que casi mejor que sí, que se sigan yendo todos al Caribe.

Las próximas serán la “Calpe-Formentera-Calpe”, la “Cartagena-Ibiza” y la “Diana de Oro” en los tres primeros fines de semana de junio. Ya os conatré.

Por otro lado, y cambiando de tercio: Sigo poco a poco con los entrenamientos taurinos. Hace un par de semanas volvimos a torear una vaca, extraordinaria, en compañía de Fernando Navarro. Aquí me tenéis:

Y, ya que estamos, comentar que mañana, miercoles, y el próximo viernes, me escapo a Madrid a ver a Manzanares. Que vaya la que lio el tío en la Feria de Abril, menos mal que la entrada anterior, la de “ayer, hoy, siempre….” la escribí antes. Ahora, tras lo de Sevilla, de repente, se han convencido todos a la vez. A ver si hay suerte mañana y reventamos Las Ventas.

De lo otro, lo de las carreras a pie, de momento poco que contar.

Ilusionados saludos.