Hola amigos, muy buenas.

Anteayer, viernes 11 de abril, asumí la responsabilidad de presidir en el ejercicio 2014-2015 la mejor Falla del mundo, la Falla Dr. J.J.Dómine-Port, mi falla, la que ha visto crecer a Pepe y Macarena, la que tantos ratos inolvidables nos ha regalado en esta vida.

Tras unos años complicados, difíciles en lo social, con absurdas divisiones y tensiones, solo tengo un proyecto, recomponer la unidad, volver a sentirnos bien unos con otros, olvidar todo la malo del pasado, que pasó porque pasó, hacer borrón y cuenta nueva. Escribir juntos, todos, una historia de maravillosas relaciones humanas en torno a un ilusionante reto colectivo.

Los malos rollos ardieron la noche del 19 de marzo. De hoy en adelante, me ofrezco a ser el Presidente sí, pero por encima de eso, el amigo, de todos y cada uno de los falleros que me han honrado con su confianza. Sin excepciones, sin bandos, sin amigos ni enemigos, sin partidarios ni adversarios.

A lo largo de estos pasados meses, años, he cometido algunos errores -¿Quién no?- he hecho muchas cosas, no de todas me siento satisfecho, claro que no. El viernes, una persona a la que aprecio sinceramente, con la que he pasado años sencillamente inolvidables, compartiendo responsabilidades y sueños al 50%, me hizo ver que algunos comentarios hechos precisamente en este semi abandonado blog, habían molestado, y mucho. Lo siento. Me disculpo. Están eliminados. No  volverá a ocurrir. Se trataba más de pensamientos en voz alta, de reflexiones personales, que de intentos de atacar a nadie. Pero es esa forma de pensar unos de otros -por mi parte olvidada, enterrada, fin- digo que es precisamente buscándonos unos a otros los defectos, lo criticable, como hemos terminado sintiéndonos todos mal. Y, por tanto, lamento, en primer lugar, haber pensado mal de gente contra la que nada tengo. Pero, además, muy especialmente, lamento haber hecho públicas esas reflexiones, que nada aportaban. Resumiendo, y en definitiva, que no haya duda alguna al respecto, alto y claro lo digo: Que lo siento, que pido disculpas y que, por mi parte, todo borrado, todo olvidado.

Por lo demás, no son tiempos fáciles en lo económico, pero trataremos de que las fallas de 2015 estén a la altura que nos exigen la historia y la memoria de los que nos dejaron en las manos ese pedazo de falla. Juntos podemos.

Ilusionados saludos.

P.C.: Aunque no tiene nada que ver con la falla, aprovecho y, ya que estamos, os cuento que ayer pasé un día genial compartiendo con Fernando Navarro y su familia y amigos su cuadragésimo aniversario. Con Copete, Raul Martí, Chelvano y Danvila toreamos cuatro becerras “del terreno”, hay que joderse, cuando dicen que las vacas son “del terreno” es que no valen una mierda. Salieron mordiendo, malas, pero malas malas, no nos dejaron estar a gusto. Una me metió un viaje fuerte, de hecho estoy cojo perdido, ya veremos como evoluciono, pero el hematoma es de caballo. Luego comimos y disfrutamos con la actuación del mismísimo Magopepo que, lesionado y todo, no presentó parte médico, no se cayó del cartel y tiró de su repertorio de siempre para salir del paso con resultado más que digno. Hay que ver que pundonor tiene ese tío. Veinte años en lo alto del escalafón y ahí lo tienes, con la misma ilusión que cualquier chavalín que empieza.

P.C. II: ¡¡¡¡Qué ganas tengo de que llegue el miércoles!!!!