Hola amigos, muy buenas.

Sí, ya sé que tengo el blog muy abandonado. Y que no puede ser. LLevaba unos días esperando a que mi amigo Diego lleó, de Digitus, terminase de darle una nueva apariencia estetica, más chula, para reinauguralo con una entrada resumen, algo así como “pasado, presente, futuro”. En la primera parte hubiese contado con pelos señales y fotos lo de La Senda de Camille, que dejé pendiente, en lo del presente que si estoy gordo, que si recién empiezo, que si tal y cual y en “futuro”, pues una sinopsis: París 20k, Atenas maratón, …… y hasta Sables en abril. Luego, supongo, Ronda, GTP y un IM.

Pero la actualidad manda. Ya es oficial. La maratón de Valencia 2011, prevista para el domingo 20.02.2011, anunciada en Barcelona, Madrid, Estocolmo y Mende, presentada a bombo y platillo junto con Abel Antón, con las inscripciones abiertas hace meses, finalmente no se celebrará en la fecha prevista.

Las razones, bueno, os contarán esto, aquello, lo de más acá y lo de más allá. Bla, bla, bla. La razón, de verdad la razón, no es otra que la imposición de la nueva fecha como si de un platito de lentejas se tratase por parte de nuestro nunca bastante alabado, glorificado Sr. Concejal de Deportes, D. Cristobal Grau, iluminado, eso sí, por unos cuantos de sus adláteres, asesores, expertos y agradecidos amiguetes del marketing.

Y como a mi, personalmente a mi -y quede muy claro que hablo a título personalísimo y no como miembro de la dirección del durante 30 años club organizador, de la que para poder expresarme con toda libertad he dimitido- digo que como no me parece bien que por el capricho de un señor, al que alguien tendrá que aclararle alguna vez quién manda y quién es el mandado, no se celebre en su fecha anunciada una maratón en la que tenía puestas muchas ilusiones; como a mi, personalmente a mi, simple corredor popular, insignificante daño colateral de las grandiosas decisiones, no me gusta que se impongan las decisiones, que soy desde chiquitín alérgico al “trágala”; como a mi, digo, me podrá quitar ese señor mi maratón de febrero, pero no mi dignidad y como, en definitiva, para darme un rulo de 42km. por Valencia con unos pocos cientos de amigos no me hace falta ni el Sr. concejal, ni sus asesores, ni sus amiguetes, os convoco formalmente a la 1ª MARATÓN CLANDESTINA Y REIVINDICATIVA DE VALENCIA.

Precedentes hay en la I´net. Desde la famosa clandestina de Buenos Aires, en atención a mi amigo Javi Sanz cuando también por allí alguien pensó que la fecha anunciada qué más daba, pasando por la inolvidable y lecteriana YMGYMC (yo me lo guiso, yo me lo como, en Gandía) hasta las diversas ediciones de la Peor Maratón del Mundo de mi amigo Luís, spanjaard. Vaya, que no es tan complicada la cosa.

QUEDAMOS A LAS 9:00H. EN EL PUERTO, BAJO EL EDIFICIO DEL VELES Y VENT. Y nos vamos juntos, sin el menor ánimo competitivo, a la marcheta, ya veremos si en un solo grupo o en varios, por la playa, tan ricamente. Un poco, para los que lo conocéis, la filosofía de aquellas míticas Pujadas al Castell de Denia. Seguimos un ratito por el Carraixet, volvemos, nos vamos hacia el río, lo recorremos entero, ida, vuelta, una pasadita por delante del Ayuntamiento, por halagarle y para que se sepa, vuelta al río, che, ya veremos, la cuestión es que haremos los 42.195.

Y que luego, al terminar, ni que decir tiene que la comida/fiesta va a ser de escándalo. De esa me ocuparé con especial mimo.

Ilusionados, rebeldes, apasionados saludos.