Hola amigos, muy buenas.

No me suelen gustar las entradas al blog del tipo “lunes tal, martes cual, miercoles esto, jueves lo otro”. Prefiero ir enrollándome a mi aire. Pero como a veces no hay más remedio, no se me ocurre otra presentación mejor, y, sobre todo, con la excusa de que así lo lee el mister más clarito, voy a contar la semana que termina. Al que no le guste, que no lea, dicho sea con todo cariño.

Lunes: natación, 1.000 m., solo, a mi aire (200 br/cr + 100 pies + 200 c/ palas y pull + 2 x 200 aletas + 100 br) + 50´carrera a pie por el rio, con una cuestecita y una grada en el Parque de Cabecera + P.F. (Preparación física en el club, una horita variada, técnica carrera, estiramientos, abdominales, lumbares, flexiones, de todo un poco).
Martes: descanso
Miercoles: natación, 1.200m., con Vanessa, mi profesora, un lujo (200 br/cr + 100pn estilos + 8×50 técnica + 100 br/cr + 4×50 técnica + 200 cr/br) + 45´carrera a pie, por rio, sin problemas + PF.
Jueves: descanso, involuntario, por curro, tocaban series.
Viernes: al medio día “recupero” las series del jueves. 1 x 2000 + 3×400 + 2 x 500, a los ritmos marcados por el jefe. En alguna tengo, incluso, que parar a andar para respetar los pulsos y no pasarme de pulsaciones. Sin problemas, todo lo que sea ir despacito, no pasar de no sé qué, etcetera, todo eso lo bordo. Luego natación con Vanessa (200 br/cr + 100pn estilos + 10 x 50 técnica). Con 800m. cortamos la sesión porque ma dan rampas, calambres, se me agarrotan los gemelos, los tibiales y estirando no se pasa, no tiene sentido seguir. Es lo único un poquito chungo de la semana. A judo voy pero ni me cambio, me da miedo, además me noto cansadillo, recojo a Pepe y nos vamos a la falla, que toca asamblea.
Sábado: con permiso de Pablo, sustituyo las cuestas previstas por 8 cambios de ritmo, de dos minutillos cada uno, por la arena blanda de la playa. Disfruto como un enano de la playa, de la luz, de la incomparable mañana. Genial. De ahí a una reunión del Comité Organizador del Congreso Nacional de Magia, con comida en Mosaico incluida.
Hoy, domingo: 2h.30´de bici. Valencia-Mareny de Barraquetes 1h.20´, paradita de diez minutos para avituallarme en el horno (mini pizza + acuarius, ya ves Xelvatico, hay cosas que no cambian) y regreso a casa en 1h.08´. Las sensaciones, a la vuelta, muy buenas, por momentos hasta he seguido algún ratillo la rueda de los que me iban pasando.

Resumiendo, que muy bien. El peso anda ya desde hace un par de días o tres por los 95 (95,7 – 95,6 -ayer 94,9 – hoy 95,5) . Supongo que para mañana, o el martes como muy tarde, nos pasaremos a los 94-93. Y bajaaaaaaando.

La moral por las nubes. Y subieeeeeeendo.

Ilusionados saludos.