Hola amigos, muy buenas.

 El jueves, D.m., volaré a Marruecos, un par de días después (creo, la verdad es que no sé siquiera muy bien qué día empieza) tomaré la salida en la Maratón de Sables, una prueba por etapas, una semanita por el desierto, 250km. en régimen de autosuficiencia que me he planteado como primer entrenamiento “serio” para el gran objetivo de la temporada, los 101km. de Ronda, el 16 de mayo.

Me he regalado un pulsometro nuevo, un Polar normalito, entre feo y muy feo. No me lo quito ni para dormir, aunque me gustan mucho los relojes de pulsera y tengo algunos chulos que habitualmente suelo ir alternando, en las próximas semanas voy a ir a todas partes con éste, a ver si me sirve de recordatorio, me ayuda a mantenerme alejado de las tentaciones, del mal, del bien, de vicios y virtudes, de todo. En la pantalla principal, la de la hora, sale un recordatorio permanente del evento y de los días que faltan : “Ronda101. 55”, como diciendo “portate bien, hombre de Dios, portate bien, que son solo ocho semanitas”. Cincuenta y cinco días y yo con estos pelos, jodeeeeer.

Haremos como siempre, lo pasado pasado está, que pasó porque pasó, no tiene remedio. Vamos a tratar de centrarnos en lo que viene. Sables incluido, claro. La situación de partida, mi estado a día de hoy es el que es. Sin paliativos, manifiestamente mejorable. Aunque anoche me hice un test muy curioso que incorpora el nuevo pulsómetro y salió bien (consiste en tumbarte en la cama tranquilo y no hacer nada, él solito, al terminar te dice tu estado de forma, en mi caso “Bueno”, a un solo punto de “muy bueno”) no podemos engañarnos, la situación no es para echar cohetes. Las fallas me han dejado cansado, 93,7kg. para 171cm. son muchos kilos, ahí está el problema físico, del que se derivan los otros. Si correr un poco te cuesta un mundo y no disfrutas, pues claro, corres menos, siempre hay un motivo para no sé qué, una excusa para no sé cuántos, no te sientes bien, como no te sientes bien no corres porque no te apetece, luego no estás bien porque no corriste, solución, una buena comida, o cena, o una buena botellita de lo que sea, para “mejorar” tu estado de ánimo, tras la cual, obviamente, te sientes peor porque está cada vez más gordo y correr es, siquiera unos metros, una odisea en si mismo. Y así sucesivamente, llamadlo como querais, circulo vicioso, pescadilla que se muerde la cola o puta crisis existencial. Es lo mismo, necesito salir de esa historia.

Sables va a ser el empujón, el revulsivo, la motivación adicional, el entrenamiento soñado, la gran aventura personal, la vivencia adecuada en el momento preciso, las vacaciones, la desconexión, la muerte por KO de la puta pescadilla viciosa esa, el inicio de un nuevo y renovado camino, el de siempre, el que nos llevará a Ronda en condiciones de disfrutar corriendo a placer.

A eso, nada más que a eso, nada menos que a eso, me voy el jueves al desierto, con tanta ilusión como arena pueda haber allí. Que creo que no es poca.

Ilusionados saludos.

P.C., algunos datos: la semana la he terminado hoy con un buen entreno, 2h.15´de andar/trotar por la Sierra Calderona, con “Ron”. Estrenando la mochila cargada con saco, colchoneta, pantalones largos y los geles y las barritas de toda la semana (4,5kg. en total, a falta del resto de equipaje). A los cinco minutos me creía morir, pero poco a poco me he ido acostumbrando y al final hasta iba a gusto, feliz, pensando en mis cositas. Ayer trotamos media horita, unos 3 o 4 km. por la playa, el lunes veinte minutos por el Saler. Estos próximos tres días no creo ya que haga nada más, si acaso correr media horita corta con los calcetines de Sables cuando los reciba, supongo que el miercoles (voy a hacer el pedido ahora, dentro de un rato).

P.C.II, material: me faltan algunas cosillas, pero creo que al final llegará todo. a) Las polainas me han asegurado en Evasión que estarán el martes. De la tienda, nada más lleguen, habrá que salir por piernas a buscar un zapatero amable para lo de los velcros. b) Calcetines, hoy los pido, si llegan bien, si no con otros, será por calcetines, total, ampollas vamos a tener sí o sí, tot menos apurarse. c) Cazo, hornillo, pastillas encendido, definitivamente no voy a llevar. Paso de comer liofilizados de esos, paso de cocinar, paso de cargar con un hornillo para terminar comiendo basurilla (con perdón, sin ánimo de molestar a nadie, es sólo una forma de hablar). d) No tengo, pero no creo que sea complicado conseguir, espejito mágico, espiravenenos, brújula, no sé si algo más, a ver si esta noche reviso alguna lista, no vaya a ser… e) la magia está toda, baraja bicicle, pañuelos, cuerda, sobres, lápiz, entre unas cosas y otras, con la tónica y la ginebra para la desaparición del gin tonic algo más de un kilo de peso.

P.C.III, agradecimiento. A todos, en general, por los muchos ánimos y consejos. Y muy especialmente a Felipe, Treparriscos, compañero del alma, compañero, camarada de la primera época de este foro, con quien descubrí La Pedriza, el MAM, la amistad y los sueños montañeros. Me llegó al alma tu deseo de suerte para la noche de la etapa larga. Ahora mismo firmo llegar hasta ahí vivo y en carrera, buena señal sería. Luego ya, que sea lo que Dios quiera.

 P.C. IV, muy muy importante: cada mensaje de ánimo que mandéis vía email a través de la organización nos será entregado por la noche. Según cuentan los veteranos, motivan, dan alas, son la vida misma. Por favor, no dejeis de mandar algún mensajito, no temais ser pesados, al contrario, cuantos más, mejor.


ENVIAR EMAILS DE APOYO:
Ir a la página de la organización: http://www.darbaroud.com/:

Pinchar en la pestaña “MARATHON DES SABLES” o “CONTACT”

En la pestaña “CONTACT” pinchar la opción “Ecrire un message à un concurrent”


En esa pestaña aparecerá el listado de corredores y dorsal. Mis datos son:

ORTIZ PAVIA, JOSÉ LUÍS

SEGUIR LOS RESULTADOS:
Hacer los dos primeros pasos anteriores.

En la pestaña “MARATHON DES SABLES” pinchar la opción “EN DIRECT”. Allí aparecerán los resultados actualizados