Hola amigos, muy buenas.

 ¿De qué dos semanas hablas, de las pasadas, de las que llevas sin pegar un palo al agua (deportivo, ya se entiende, de los otros, despacho, falla, líos diversos y problemas varios, los que se quiera) o de las dos que te quedan -ya menos, en realidad, si consideramos que es martes por la tarde, ya sólo te quedan doce días- para el Ironman de Calella?

 Hombre, ya que nos ponemos, hablaremos de las dos, o sea, de las cuatro.

Semana -4 (hace dos): un único día de natación (1.000m. seguidos, alternando braza y crol) + un único día de “entreno”, ¿entreno?, ¿en qué? de bici, 36km.  con la banda de la falla + 3 días de carrera a pie, dos de 30´y “el largo de la temporada”, 8km. en 1h.10´. A destacar que con la falla seguimos tardando más en bici de lo que normalmente se tardaría trotando/andando para la misma distancia (5h. para los 36 km.). Y que se sigue almorzando como los mengues. Y la asistencia de las niñas, Macarena y sus amigas lo pasaron pipa en la excursión Valencia-Lago del Saler-Valencia. La próxima está programada para el 24 de octubre, al Puerto de Catarroja.  A base de ayunar cinco días, cinco, el peso bajó algo, de 97 a 93 kilillos.

Semana -3 (la pasada): la semana de la boda. El sábado se casó mi hermana Amparo. Bodorrio por todo lo alto en Denia que me condicionó bastante toda la semana. Jueves y viernes montando la fiesta/cena en casa para 120 personas (la post-boda, para entendernos, cuando a media tarde nos echaron a todos del hotel yo los  iba recogiendo en casa, hasta las tantas de la madrugada). Al final los entrenos totales de la semana se reducen a dos días de natación (2×1.ooom.) y uno de trotecillo matinel cutre, con “Ron”, 30´. Es todo. El sábado se bebieron ocho litros de rebuijito, ocho de champagne, dos barriles de 30l. de cerveza, trescientos gin tonics, seis botellas de whisky, alguna de ron. Y una única de vino tinto, sólo una. eso sí, preciosa. ¿O no?

Pues eso.

 Esta semana, ya veremos. Ayer nada. Hoy, de momento hemos nadado otros mil metros seguidos. Y poco más. Hasta el jueves no me voy a pesar, que no estoy para depresiones a estas alturas.

Resumiendo, que sobreentrenado precisamente no parece que vaya a llegar al día 4, no.

 Ilusionados saludos.