Hola amigos, muy buenas.

 

Os presento a un buen amigo, excelente triatleta, mejor persona, Pedro Esteban, más conocido como “Xelvatico” en los ambientes, quien anda empeñado en que su próximo sueño Ironman, su quinto desafío, lo del día 4 de octubre en Calella que a mi me tiene medio acojonadillo, en su caso tenga un sentido especial, sea por encima de todo un reto solidario, comprometido, generoso. Ha abierto un blog en el que cuenta el proyecto, presenta a su equipo (al que me honro en pertenecer) y da todos los detalles del proyecto, especialmente los relativos a cómo colaborar, que el final de eso se trata, de “comprar” por 10.-€ (o cualquier otra cantidad que te venga bien) uno de los 226 kilómetros de la prueba. Todo lo que se recaude, esperemos que mucho, tiene como destinataria a ASPANION, asociación de padres de niños enfermos de cancer en la que Carmen, la encantadora hija de Pedro, colabora como voluntaria. Pues eso, que ya lo sabeis, amigos, a echar una mano tocan.

Por lo demás, comentar que a mi manera, sigo en el camino. Especialmente ahora que Pedro me ha incluido en su equipo como “primer reserva”, casi que ya sin posibilidad de vuelta atrás, obligado a, al menos, estar en la salida y tirarme al agua. Luego ya se verá. La semana que hoy termina, la -5, no ha sido mala del todo. Lunes, descanso. Martes, carrera a pie, 30´, con sus paraditas a andar. Miercoles, natación, 1.450m., que no vayais a pensar que no costaron lo suyo, a los 400m. me paré, estuvo a punto de irse todo a la mierda, hubiese sido el final, pero hice otros 100m., luego iba a hacer otros 100, me empecé a encontrar mejor, hice 700 de tirón, finalmente otros 250. Jueves, el impresionante Cross nocturno de Villena, pedazo de carrera que monta otro crack, Angelin, algo menos de 4 kilómetros, corridos sin parar, seguidos, bien. No las tenía todas conmigo cuando iba de camino hacia Villena, con Josepepe, pero disfrute con mi primer dorsal desde Sables. Viernes, trotecillo matinal, media horita con “Ron”y luego, al mediodía, natación, 1.700m. francamente buenos. Ayer, sábado, bici, Valencia-Denia, 92km. bajo la lluvia, de ellos los últimos 30 en compañía de Lecter  + arrocito, siesta, Vuelta a España y otros 20km. por la tarde (iban a ser 40, pero un par de inoportunos pinchazos dejaron la cosa en 20). 112km. en un día no los hacía yo desde ni se sabe cuando, bueno sí, sí se sabe, desde el IM de Zurich del año pasado. Hoy, domingo, toca volver a Valencia con la bici, serán otros 92km. Dos días de bici, dos de natación y tres de carrera a pie. Menos da una piedra. Aquí podeis verme en Villena, el pasado jueves, en pleno esfuerzo:

Ilusionados saludos.

P.C., lo de la colaboración con el Proyecto Ironman contra el Cancer, de Xelvatico, si lo dejas para cuando te venga bien, igual se te termina pasando. Casi que mejor ahora, ahora mismo, ya, es el momento perfecto. Gracias, insisto.