Hola amigos, muy buenas.

La sexta etapa, nuestra sexta etapa, quiero decir, la de Mar y mía, nos tenía que llevar de Moixent a la Font de la Figuera. Para coordinar un poco todo, familia, entrenamientos, amigos, decidimos partirla en dos mitades.

Así, ayer por la tarde tarde hicimos unos 9 km., Moixent-Mas de Montserrat, un Hotel Rural muy majo, el Camino pasa por la misma puerta. El campo está precioso, la zona es espectacular, le llaman, no sin razón, la Toscana valenciana. Viñedos, almendros, cereal, casas señoriales, lo que por allí llaman “Mas de Fulano, Mas de Mengano”, colinas, cipreses, bodegas, una luz preciosa, el Macizo del Caroig impresiona, es la tarde soñada para pasear. Nos acompañan mi madre y dos amigos, Ana y Antonio. Felipe y Pilar, sus respectivos, se han quedado en el hotel con los nanos de los tres matrimonios.

En Mas de Montserrat hemos comido bien, arrocito al horno, cenamos mejor, bacalao con tomate y confit de pato. El arroz bien regadito con “Les Alcusses”, claro, por la noche “Falcata”, del Pago Casa Gran, a menos de quinientos metros del hotel lo elaboran. Cojonudos ambos. Ah, por cierto, también cae una de Burdeos, un St. Emilion, Grand Cru, no recuerdo el nombre, que ha traido Antonio. No es de la zona, pero convenimos todos que podemos hacer una pequeña excepción.

Hoy hemos hecho la otra media etapa, del Hotel a La Font de la Figuera. 9km., muy relajados. Nos acompañan, además de los de ayer tarde, Jose Ramón -Godayla- e Inma, su encantadora mujer. Olivos subvencionados que sustituyen algunas viñas arrancadas (previa otra subvención), cipreses, más campo, pozos, más Toscana, más naturaleza, más y mejores sensaciones. Al llegar a La Font hay mercadito en la plaza, damos un garbeo, nos sellan las credenciales y sin más trámites, nos vamos a Almansa. En Casa Valencia nos reciben con quisquillas, queso frito, calamares, almejas marineras y unos gazpachos manchegos, ¡qué gazpachos, joder, qué gazpachos! Con caza, caracoles y setas, impresionantes. Cuando ya nos hemos ventilado los de arriba, los guisaditos, queda la torta de debajo. En ese momento Godayla pide la miel, sí, sí, la miel. De escándalo, torta empapada de gazpachos untadita con miel. Che, que quereis que os diga, hay que probarlo, no se puede explicar así, en un blog. Aún decía que si con una anchoita encima de la miel no sé qué…Bueno, como la próxima etapa será La Font-Almansa probaremos lo de la anchoa.

El reserva 2003 de Castillo de Almansa muy correcto. Sin problemas.

 Pues eso, que Mar y yo ya llevamos 105km. desde que salimos de casa, que estamos disfrutando del Camino, que la cosa va muy bien, que es una gozada. Hoy, por cierto, se me ha ocurrido que cuando lleguemos a Santiago, obviamente por el Camino de Levante, este que venimos haciendo, igual regresamos a casa andando, como siempre se hizo. En tal caso, sería por el Camino Francés. Puede estar simpático, recorrerlo “en contradirección”, contracorriente, de regreso, como los salmones. Ya veremos.

Las próximas salidas serán, quizá, en el puente del uno de mayo. En todo caso, anunciaremos aquí con tiempo el programa, por si a alguien le apetece hacer alguna etapilla (La Font-Almansa-Higueruela-Chinchilla-Albacete).  

 Ilusionados saludos.