Profesor Ludovico

Gran noche de poesía, champagne, risas, amigos y gastronomía de la buena recordando a uno de los grandes. Donde quiera que esté seguro que ayer Luis Monterde, el inolvidable “Profesor Ludovico”, fue inmensamente feliz viéndonos ensanchar la vida en torno a una mesa, como él hubiese deseado.

Obviamente, las corbatas amarillas son solo, única y exclusivamente en su recuerdo, de hecho alguna acabará con el tiempo en el Museo de la Magia, en Peñíscola. Nada que ver con los cuatro chuflas que van por ahí reivindicando no sé qué tonterías.

CARPE DIEM.

 

No hay comentarios

Categoria: General | Tags:

Puede seguir los comentarios de esta entrada a traves de RSS 2.0.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA Image
Reload Image

Unable to load the Are You a Human PlayThru™. Please contact the site owner to report the problem.

 

© Digitus web & multimedia · Diegolleo

 
This site is protected by Comment SPAM Wiper.